En los primeros análisis de los Retos de esta temporada señalamos la posibilidad de que el nuevo sistema del programa podría generar una mecánica de Favoritos y Retados crónicos que le restasen emoción a la Gala y que provocase que todos sepamos de antemano lo que ocurrirá al Final de cada programa. Ello hace que unos concursantes tengan su plaza asegurada mientras que otros tengan que depender de la Suerte o de si mismos para mantenerse.

A saber: Cinco Galas después, esto es lo que tenemos en el programa:

Verónica Rojas, Anaraida Sanchez, Álvaro Vizcaíno, Fran Doblas e Inma García tienen bien asegurada su plaza en el programa: las dos primeras son de las mejor valoradas por el jurado en cada gala y cuestionar su puesto en el programa no admite discusión, ya que ambas son serias candidatas a Finalistas. Lo mismo pasa con Álvaro. De los chicos es el mejor artísticamente y también tiene su puesto ganado en el programa, aunque bien es cierto que el jurado solo lo ha puesto en la zona segura una única semana; su relación con el público es buena aunque tampoco se le ha visto en la zona “verde” o segura. Fran Doblas también puede estar tranquilo: le gusta al Jurado y le gusta al Público, aunque esta semana haya tenido que estar de pié más de lo que se hubiese podido esperar; aun así es otro serio candidato a estar entre los 11 primeros. Inma García, por su parte, es la Revelación del programa: su entrada gracias al público generó en su momento algo de controversia, aunque ha ido hacia arriba de una manera espectacular (poniendose por delante de compañeros que, a priori, valían más que ella) y esta semana, por fin, saboreó la “zona segura” del Jurado.

Remedios Castro es la “concursante comodín” (muy a su pesar): la cordobesa entró al programa con opciones de destacar, pero “ha tardado” en demostrar su valía y eso le ha pillado ya con los puestos de las zonas verdes bien definidas. Desde la Gala 3 ha ido al Reto por la Audiencia, el Jurado y Pive, pero siempre ha sido salvada por el Favorito. Dejando aparte el caso del Público, Remedios es una concursante a la que se recurre como candidata al Reto debido a que los cinco concursantes antes mencionados van por delante de sus compañeros y, aunque ella ha mejorado mucho en las dos últimas Galas, su puesto en el Programa no está tan seguro, además que esta semana ha “sufrido” las consecuencias de que Isabel fuese la Favorita (aunque después la sevillana la salvase). Dicho de otra manera: es la concursante a la que más afecta el nuevo sistema.

Mario Fernández: caso particular también es el de Mario. Si después de 5 Galas es el menos valorado por el Jurado, pocas opciones tiene de remontar en el vuelo en estas valoraciones. Sin embargo, al publico le ha caido en gracia y parece ser que el sitio de Antonio Cortés, Miguel Ángel Palma y Mercedes Ríos da mucha suerte, ya que todos ellos gozaron del favor del publico. Aunque lo de Mario se parece mucho a lo de Miguel Ángel, ya que el voto de la audiencia es lo que le hace permanecer en el programa y ello es lo que hace que, al mismo tiempo, otros concursantes con mejores actuaciones y razones para quedarse en el programa vayan al Reto.

María José Aguilar es otras de las que sabe que no tiene su puesto fijo: parecía que iba a ser una de las fuertes, ha cantado 6 Poderíos de Tema y tiene mucho carisma. Pero sus actuaciones calientan y no queman. Esta semana ha tenido que cantar el Reto después de varias Galas salvándose y se supo defender (independientemente del fallo de la Retante), pero le pasa como a Remedios: en caso de que despegue, puede ya que sea demasiado tarde.

Patricia del Río: con el sistema tan encorsetado, lo mejor que puede hacer un retante que entra en el programa es bordarlo en su actuación. Patricia tiene muy buenas cualidades como cantante, pero su irregular primera actuación la mandó al Reto y esta semana le ha vuelto a pasar. Si el Reto fuese como el año pasado podría estar más tranquila, pero al entrar más tarde y con las cosas tan claras, mucho tiene que hacer ella para asegurarse la permanencia.

Isabel Geniz: Sorpresa e Incertidumbre es lo que podemos decir de “la nueva”. Sorpresa por haber sido favorita en su primera semana y habiendo entrado como retante. A ello le debemos añadir que es sevillana de la provincia y que precisamente las concursantes de pueblos de Sevilla han tenido poca suerte con el público (Carolina Barroso, Patricia García, Rocío Guerra, Inma Paniagua, etc). Incertidumbre porque no sabemos que pasará con ella esta semana, puesto que después de la sorpresa inicial, hay que ver como evoluciona tanto con Público como con Jurado.

Analizados los Concursantes, la pregunta es: ¿Está el Pescado vendido? Si y No.

Este año hay 2 factores que hacen que el nuevo sistema dé pocas sorpresas en las galas: de un lado, al ser 3 los miembros del Jurado, la tabla final de puntuaciones se presenta muy homogénea y, por regla general, con pocas diferencias de una gala a otra. Por otra parte, al salvarse los dos favoritos del Público automáticamente, este votará a los concursantes “más necesitados”. Ello hace que la Audiencia “se case” con determinados concursantes, tal como pasó en la Segunda Edición (recordemos que Miguel Ángel, Cristina Romera e incluso Laura Gallego se salvaron en repetidas ocasiones del Reto por los votos telefónicos), algo que en la pasada temporada no llegó a pasar (donde los votos de la audiencia si variaban de una semana a otra).

Por tanto, y aunque es muy pronto para hacer conclusiones dado que sólo llevamos 5 Galas, podemos decir que el Programa está empezando a ser predecible y que las expulsiones pueden estar algo “cantadas” (nunca peor dicho).

NO estamos queriendo decir que ya se sabe quien llegará a la Final, sino que esta “salvación directa” está dando poco margen al Factor Sorpresa, algo indispensable en un porgrama de estas carácterísticas.

P.D: además, echamos de menos cuando Eva dice “que sigues siendo candidato al Reto”