Como ya hemos ido recordando a lo largo del día de hoy, la Copla del Reto ha sido Ay Maricrú!, nuestra copla predilecta y a la vez maldita. Una vez más, la concursante ha podido con el retante y Ana Pilar ha podido conservar su banquito. Como todo lo que ha pasado en el reto lo podéis ver en nuestro minuto a minuto, en nuestra crónica vamos a analizar a los dos que lo han cantado:

 

Ana Pilar: no dabamos un duro por ella y la veíamos con muchas carencias en el programa, pero Ana Pilar se está revelando como una concursante trabajadora y luchadora. En el reto la hemos visto especialmente creativa, con un tono de voz no escuchado hasta ahora y unos finales y unas partes mucho mejor colocadas de lo que cabrían esperar. Esperemos que con esto Ana Pilar haya marcado una nueva línea en su evolución en el programa y pueda ir mejorando gala tras gala.

Francisco: venia hecho un manojo de nervios, ha estado dudoso con la letra y ha recurrido al garganteo para intentar ganarse al Jurado, pero la sorpresa de Ana Pilar todavía estaba muy candente, y lo de Francisco se veía como un trámite con final incierto. Podría haber dado mucho juego como concursante pero como cantante y artista le ha faltado decisión, seguridad y personalidad. Y eso en un reto es condición necesaria.

Y a la pregunta: ¿Ha habido maldición? Pues sí, esta vez el retante ha vuelto a pelearse con la letra, se le ha ido la voz en más de una ocasión y se le ha visto inseguro en cada silaba que pronunciaba… No ha llegado al ¡No Puedo! Pero bueno, no todas las noches iba a pasar lo mismo, ¿No?