¿Esto va de Cantar o de conseguir Audiencia y Videos como sea?

Pocas veces hemos puesto un titular tan contundente, pero es que después de lo que vimos en el último Viernes Noche nos parece el más adecuado. A ver, si aquí la Copla no es lo mas importante y de lo que trataba este programa, pues nada, vayamos todos a meternos en el fango y a potenciar el reality y el bajuneo.

Y nada mejor para eso que recurrir a eso de “poner a parir al que falta”. Porque eso fue lo que vimos anoche, un espectáculo donde se hablaba de “mala educación”, de “dar el espectáculo”, de dar lecciones y de tratar de aclarar los sucedido el sábado pasado. ¿El problema? Que todo fue para el lucimiento de Sandra de la Rosa y para ir directamente contra Selina del Rio. Nadie estaba allí para defenderla, ni tan siquiera Pive (habría que ver si no fue porque no quiso realmente ir) y a Verónica Rojas o a Juan Antonio apenas los dejaron hablar. La regla básica del debate son los dos puntos de vista. Ahí solo había uno y lo peor es que Sandra de la Rosa (siempre muy cautelosa y poco dada a polemicas) se preste a ello. A ver Sandra: tienes una carrera, una trayectoria y un curriculum intachable, eso no te lo va a quitar nadie, mucho menos tu prestigio. Entonces: ¿Por qué?, ¿Por qué te prestas a esto? Si tan indignada estabas la primera que tenía que haberle dicho “mira niña, que te aguante otro” eras tú y no haber dado pie a este circo desagradable y que ha hecho que la gente del publico se cabree y pida la expulsión de Selina. Sea como fuere, la sensación que provocaba lo que se veía anoche era de que Selina tenía que ser la mala (porque si) y Sandra era la atacada y, para más inri, todo el mundo allí juzgando palabra por palabra a Selina, incluido su estado de Facebook lo cual, al tratarse de un perfil (y no una página de fans) de una red social no queda claro que sea del todo legal. (Aclaración: el Twitter y las páginas de Facebook son abiertas en el sentido de que se pueden consultar libremente, mientras que los perfiles se presupone que son privados y lo que vimos que había escrito de Selina procedía de su perfil mismo).

Por otra parte, aunque no estemos de acuerdo ni compartamos las formas de lo que vimos en el Viernes Noche, tampoco es que confiemos ciegamente en Selina, pero si creemos que el trato hacia ella esta semana ha sido bochornoso en tanto se ha querido precipitar su puesto como la “mala” de este año al precio que sea (incluyendo una llamada en directo para que ella diese su versión pero en la que la actitud de todos distaba mucho de la que tuvieron cuando Sandra dio sus explicaciones).

Lo que ocurre con Selina es que nadie se ha parado a conocerla de verdad, sino que solo han querido que salga por su boca lo que algunos quieren oír, pero la cordobesa tiene una personalidad marcada, estrambótica y extravagante, pero a la vez es inquieta y es una persona que ha demostrado vivir por y para el arte (sus textos pueden esconder delirios de grandeza o pueden dar pie a pensar que está loca, pero miren, al menos ella tiene el valor de publicarlos y de enfrentarse a lo que puedan decirle y se expresa como lo siente y como lo ve y, por si no lo sabéis, la percepción de una persona es algo que no se puede cambiar desde fuera). Puede que su carácter calmado unido a sus expresiones le hagan parecer cínica pero ella es así, tiene 35 años y nadie va a cambiarla de la noche a la mañana, ni su forma de ser ni su curriculum. Ella como artista está hecha y su función dentro del programa es enriquecer el nivel de este año en Se Llama Copla. Los que decís que no os gusta como canta lo entendemos, ahora decir que debería estar fuera… Lo sentimos pero no, esto no es un patio de vecinos, ni un concurso de quien cae mejor y aquí de repente hay muchísima que se dedica a pegar voces o gritos, creyendo que están por encima del bien y del mal y con la capacidad de dilapidar y despellejar a quien sea… ¿Y esto es Se Llama Copla?

Pues si este es un programa de cantar Copla (que a veces parece un Salvame de tercera división), lo que debería pasar es que tiene que salir mucha gente antes que ella, porque la calidad del programa se mantiene gracias a sus actuaciones, junto a las de Cintia, Álvaro y Jonathan. También pensamos que Sandra de la Rosa no debería haber entrado al trapo. Si tan bochornoso ha sido todo esto, lo mas que se puede decir es que si se podría haber evitado esta batalla de egos. Tanto por una parte como por la otra.

 

p.d: Mensaje para Inma Jabato, la misma que nos «representa» al publico: ¿Todos los mensajes eran contra Selina y rallaban lo obsceno?, ¿Nadie a favor suya? Si, claaaaaro.