Si nos tuviesemos que moñearnos cada vez que se hay bronca en el programa...

Somos los primeros que nos llenamos la boca criticando al programa los derroteros que está adoptando, pero como a ellos lo que más les importa es la Copla que haya polémica, pues volvemos a dedicarle un articulo a ello pues, aunque la Copla sea lo que cada sábado nos lleva a encender la tele, esta temporada se está luciendo en cuanto al protagonismo que debe tener la música en el programa.

Esta semana tocaba sacar a relucir el tema de JuanFran como favorito en lo que el concursante ha recibido de todo y de todos. Con especial interés han decidido centrarse en Alba Molina, la cual muchos esperaban que fuese una malrollera y una prepotente y lo que estamos viendo un silencio cauto en cada de sus valoraciones, si bien ha sido lo que ha atraído la atención del concursante y de quien decide los videos.

El problema es que al final todo se sale de madre (antes Eva prometía pelea para después para a tiempo, ahora se deja fluir para que el programa tenga su ansiado Sálvame Coplero), las cosas no se aclaran, unos buenos, otros malos y la audiencia indignada por el esperpento en que se está convirtiendo el programa.

Nosotros partimos de la base de que ni los del Jurado son los malos ni los concursantes son monjitas de clausura, cada uno sabe cómo mover las cosas para su propio interés. También estamos de acuerdo de que, señores, esto NO es el festival de “todos lo hacemos muy bien”, aquí no se viene a repartir 9 y 10 a diestro y siniestro de manera gratuita, de la misma manera en que creemos que es normal que haya desnivel entre concursantes y unos se merezcan mas nota que otros.

Para que lo entendáis, vamos a citar una frase de Laura Gallego cuando fue al Viernes Noche a comienzos de temporada: “Cuando 2 personas van a un examen de ingles, no se les corrige de la misma manera porque no tienen el mismo nivel”.

Efectivamente, no todos tienen el mismo nivel, no todos cantan igual de bien. Eso no quita que JuanFran pida explicaciones por la nota recibida. Queda claro que el chaval de El Coronil está por detrás de Jonathan y Álvaro, pero su color de voz es precioso, tiene una buena materia prima, pero debe trabajarla y Se Llama Copla no es una academia, es un concurso donde hay que hacerlo lo mejor que se pueda (en media hora de clase con Sandra de la Rosa no arreglas nada).

Y dicho esto, vamos a ver: entendemos que Alba Molina se guie por una sensación y por lo que está viendo, aparte de Jurado es humana y cada uno sabe en qué focalizar su atención a la hora de valorar una actuación. También hay que entender su “falso” 10 a JuanFran: lo dice Hilario segundos antes y es la verdad ¿Un 10 para todo el mundo? Pues hala, un 10 para todos y todos contentos. ¿No se dice siempre que la nota es injusta? Pues ahí veis lo injusto que es regalar notas porque si.

De la misma manera entendemos el cabreo de JuanFran, creemos injustificada la actitud que se está teniendo con él en general y que esto no le hace ningún bien como concursante ni persona, pues él es muchos de los que han ido al programa estando enamorado del mismo y no es justo tratar así a personas que han soñado con dedicarse a la Copla gracias a Se Llama Copla. A la vez entendemos su cabreo a la hora de cantar y que una de las consecuencias de su desencanto con el programa sea el hecho de que salve en reiteradas ocasiones a Rocío Peláez, eso (creemos) tiene más de protesta que de otra cosa, ya que si el programa hace con él lo que quiere, el también puede hacer lo que le haga la real gana, ¿No?

Finalmente lo que ocurre es lo de siempre: unos quedan como buenos, otros como malos, el programa gana pasta con la polémica (en mensajes que de seguro recibirían por JuanFran) y pierde la Copla porque es de lo que menos se habla.