Cantantes buenos hay a patadas y voces preciosas salen a cada año de las escuelas de canto, pero el cementerio está lleno de buenos cantantes que no supieron ir mas allá de lo que ofrecían con su instrumento primario. Se Llama Copla es un claro ejemplo de excelentes voces que no supieron destacar con algo que no fuera una garganta privilegiada: Miriam Fontalba, Patricia García o Inmaculada Paniagua deben su corta estancia en el programa, en parte, a tener una muy buena voz pero a no destacar en otras facetas que un artista necesita tener para llegar al público. Porque la música es espectáculo y no solo se viene a tener una afinación a prueba de balas.

Ana María Morales tiene una voz sobradamente privilegiada, canta muy bien y debería de poner nerviosas a cualquiera de las chicas que no sean Cintia o Selina, pero ella también debería de temerse a sí misma y controlar esos nervios que le provocan unas muecas innecesarias y chirriantes. Si eso se sigue viendo, su trayectoria en el programa podría verse truncada porque va a ser por donde el Jurado pueda excusarse para no darle mayor puntuación. No se nos escapa, además, la reflexión del comienzo: Ana María parece que solo es voz porque de momento no la hemos visto muy artistona, aunque sí con aptitudes copleras.

Por la parte del público no esperamos que le brinden un gran apoyo: al igual que Selina tiene más edad que los concursantes más queridos (y votados) no siendo el target principal de aquellos que votan masivamente. También es de Torremolinos al igual que Macarena Soto… y esta ultima tampoco es que lo pete en llamadas y mensajes. No creemos que dos personas de una misma ciudad que no sea capital de provincia o de La Línea logren ser favoritos o arrancar muchos votos del público para llegar lejos.

De alguna manera le pasa como a Fernando Rey: excelente voz y aptitudes artísticas en ciernes, pero la sensación de que ha llegado en el momento equivocado, o cuando el concurso ya tiene el perfil que se puede buscar en ella.

Los Expertos Dicen:

«Creo que va a ser de las que menos van a durar, puede que cuando Ana Pilar recupere su banquito, sea a costa de ella, creo que este año nos estan metiendo a demasiados concursantes, y casi no nos está dando tiempo a conocerlos, no creo que eso les beneficie a los chicos, puesto que no creo que haya mercado suficiente para todos cuando salgan del programa, y no sé porque pero me da que Ana Mª no va a tener mucho tiempo para calentar el banquito, todo puede ser quienes mueven los hilos, nos lean y por tal de llevarnos la contra, llegue a la final…»

«No entró con muy buen pie Ana María Morales, pero pienso sinceramente que tiene una de las mejores voces del programa y que nos va a dar grandes momentos. Me recuerda en timbre, coloratura de voz y fraseo a Pastora Soler. Tiene un registro muy amplio y unos giros muy personales y consolidados. Su asignatura pendiente puede ser la expresión corporal.»
A Favor: buena voz, personal, trabajada y con buenos controles de los tiempos. Si le dejan, podría ser a Selina lo que Gloria Romero fue a Sandra Cabrera: dos copleras clásicas con las que Pive experimentaría hasta hacerla complementarias en vez de competidoras.

En Contra: llega en un momento de muchos movimientos y en el que el programa esta reinventando su fórmula para frenar la caída de audiencia… Canta mejor que algunos concursantes, otra cosa es lo que dentro esperen de ella.

Concursantes de Referencia: Antonia Gomez, Sandra Arco, Mari Ángeles Marín.