Sandra Arco, subcampeona del tercer Se Llama Copla, podría entrar en las próximas semanas en la casa más famosa de este país, y es que la jienense se había presentado a los casting de la decimotercera edición de Gran Hermano y de momento todo va muy bien.

Según sus allegados, Sandra está «muy ilusionada» con esta nueva experiencia que se le presenta en la vida: «es mi sueño desde pequeñita, siempre he querido entrar en Gran Hermano, sentarme en el confesionario y repartir puntitos para nominar«. Respecto a lo que piensan sus familiares, podemos garantizaros que Sandra ha prometido a su madre que no va a haber nada de edredoning: «ya estuve en Se Llama Copla y se que eso no hace falta para ser popular, creo que voy a hacerme la polinganera andaluza, que eso siempre le gusta a la gente verlo. Además si me echan pronto siempre puedo ponerme de tronista en Mujeres, Hombres y Viceversa«.

También nos han llegado algunas cosas que ha dicho Sandra sobre qué hacer después del programa: «me gustaría hacer bolos en discotecas, ponerme en la cabina del DJ a hacer poses para que la gente me haga fotos y las suba a su Facebook… ¡Estoy tan ilusionada!» […] «Es posible que hasta me preste a hacer algún montaje para después ir por los programas desmintiéndolos, que eso de estar en Sálvame es toda una experiencia que me gustaría vivir y también que vienese mi madre conmigo de público«. Y ya que hablamos de qué van a hacer sus allegados cuando esté concursando, ya os podemos adelantar que Nazaret Compaz va a ser quien vaya a las galas y al debate a defenderla.

Desde Ay Maricrú! esperamos que os haya hecho gracia esta «noticia» con motivo del día de los Inocentes.