Inés Robles: «No Te Mires En El Río» pasa por ser un festival de cambios de voces y de tonos que la hacen ser uno de los temas más complicados de cantar por lo que hay que tener en cuenta la dificultad añadida que tenía para Inés Robles, pero también podría Pive haberle dado un tema más acorde con su voz, con el que no hubiese estado con el tono tan bajo o con el que simplemente haya podido cantar cómoda dentro de sus posibilidades. 8.

Cintia Merino: en los planes de Cintia como concursante desde luego que no entraba cantar «Caramelitos de Menta«, una zambra-farruca medio desconocida que le favorecía bastante a su estilo de cantar pero que, por algún motivo, no le ha terminado de salir: ni se la ha visto cómoda y parece que se ha desencontrado con la letra, pero las tablas que tiene le han dejado terminar la actuación con cierta gracia pero algo menos de gas que de costumbre. 9.

JuanFran Curado: vamos a recuperar un poco la hemeroteca que en Se Llama Copla, como en muchos programas, tienen memoria selectiva: ¿Por qué se le echa en cara a JuanFran lo poco que es y que tal vez pegaría más en otro programa que no sea este porque aquí se ha venido a cantar Copla cuando el año pasado el programa nos endosó a un concursante que no era nada coplero y que entró al programa solo para promocionarse cuando ese concursante también pegaba más en otro concurso? Ahí dejamos eso. De su actuación, creemos que «Qúe Bonita Es Mi Niña» es bien agradecida para él, y ha sabido pasearla y disfrutarla, si bien, como futuro baladista que puede ser, JuanFran tiene tendencia a alargar las notas y a quebrar la voz en exceso (y a veces le ha faltado aire). Si puliese eso, le saldrían mejor las actuaciones. 8.

Ana María Morales: el estreno de la semana llegaba con la única alumna que podría haber elegido tema, pero no. Ana María prefirió quedarse con el tema asignado por Pive. «Celos» es una copla dramática, pero con composición de corte algo alegre que ha tenido una bonita recreación en la malagueña y la ha hecho ser más coplera, andaluza (diríamos que ha jugado hasta con la picardía) cuando realmente la podría haber acercado más neutro y menos costumbrista. Muy buen estreno y recreación por parte de Ana María. 9.

Álvaro Díaz: el  onubense ha tenido hoy dos cosas muy a su favor. Lo primero, un cambio de look y estilismo, más urbano y casual pero sin el aire típico de su diseñador (Álvaro Moreno) que han hecho que Álvaro esté esta noche más guapo que nunca… Y teniendo en cuenta que su voz también vale para otros géneros que no sea la Copla, no está de más, como se puede adaptar su físico. Por otra parte, ha vuelto a sorprender, ha recuperado la chispa y las ganas de cantar: su versión de «Tus Ojos Negros» ha estado muy elaborada, bien hecha y que viene a hacer justicia a una Copla que ha sido muy poco agradecida para los concursantes que las han tenido que cantar. 10

Selina Del Río: La actitud del programa con respecto a Selina Del Río a veces roza lo denunciable. Puede que ella tenga detractores, gente que la entienda o que se enerve, pero ella por suerte, sabe que está ahí para cantar, que eso es lo que ha ido hacer y nada más. Cuando sale del plató, ella hará y pensará lo que quiera y se podrá sentir de aquella manera, pero Selina sabe ser profesional y se saca de las entrañas toda su fuerza para cantar «Madrina» cuando realmente estaba al borde del ataque de nervios. Y como no hay mal que por bien no venga, la tensión ayudó a la Del Río a crear el final más tremendista de esta Copla y a sentirlo más que nadie. No ha estado mal, pero tanta polémica aburre y esperemos que todos paren cuanto antes. Que esto es Se Llama Copla, ¿No? 9.

Jonathan Santiago: con el pelo liso a lo Farruquito o Mario Vaquerizo o con su rizada melena, Jonathan no iba a fallar con una de las grandes del cancionero que, además, puede ser de las 5 canciones que mejor toca la banda/orquesta/llamarloX. «María de la O» ha sido un gran cierre de gala (en actuaciones puntuables) con un Jonathan virtuoso que ha estado chillón pero dentro de unos parámetros que han estado entre el sobresaliente y lo sublime. Poco o nada nos queda por decirle, solo esperemos que sea finalistas sin que el público se olvide de él. 10.