Si la gala de inicio de la segunda fase nos dejó algo fríos por el nivel tan medio que presentaba y por la falta de las grandes voces de la edición, esta primera nos dejaba unas maneras y unas voces mejor distinguidas y preparadas para configurar una nueva edición hornada de concursantes. Eso sí, las valoraciones del nuevo Jurado (excelente y estupendo por otra parte) nos dejaron descolocados por los puntos a Óscar Calderón y Manuel Cribaño que, junto a Eva María Hierro eran los candidatos iniciales al reto.

Como novedad en esta segunda fase, los ya finalistas tienen la oportunidad de eliminar a la competencia enviar al reto a uno de los nuevos concursantes con lo que votos de jurado y público no bastarían. Si no que se lo digan a Sofía Sánchez que fue la primera candidata al reto de la gala. A ella siguió Eva María Hierro por no contar con el apoyo del público y Carmelo Gutiérrez de la misma manera. Antes de ellos pudimos saber que el favorito del público fue Manuel Cribaño y hemos de decir que no nos extraña y creemos que no será la última noche que el Niño de Peñaflor se levante como el más votado de la audiencia. Desde su puesto Manuel salvó a Eva María Hierro.

La última no-sorpresa de la noche (no-sorpresa porque al menos nosotros intuíamos que era ella) fue la retante: Tamara Beardo volvía al programa después de su intento fallido de la segunda edición y lo hacía para retarse con Sofía (con Carmelo tenía muy claro que no lo iba a hacer) siendo «Ojos Verdes» la copla con la que se jugaban la permanencia.

Mirándolas por separado, no estuvieron ninguna bien, de hecho las hemos visto excesivamente contenidas y sacando muy poco de lo que tienen. Puede que la (aparente) seguridad de Tamara le vienese mejor y que Sofía no lo haya peleado, pero creemos que era la hora de Tamara y que la gaditana entra por fin en el programa. ¡Enhorabuena Tamara!

Por cierto, para los fans de los estadísticas copleras, Sofía es la tercera concursante que es expulsada tras cantar «Carceleras Del Puerto» en una gala (los anteriores fueron Mario Fernández y Juan Jesús Serrano en la cuarta edición).