Muy conocida y valorada tanto por público como por prensa especializada, Pol Núñez es de esas firmas de moda flamenca con un sello muy particular que van explotando colección tras colección a sabiendas de que conocen muy bien a su público y de que saben qué tecla hay que tocar para ello, una combinación en la que no faltan el estilo clásico, los tejidos ligeros y aire hippye-chic mezclado con un tono flamenco-cigarrero que evocan a la Sevilla de antes de la Segunda República.

¿Hay en todo eso algo nuevo? En «Historia Del Flamenco» (colección ya presentada en un acto benéfico el pasado Enero donde estaba la flor y nata del pijerío señorío sevillano) volvemos a ver trajes con poco volumen pero recargados de detalles y telas de poco peso que van dejándose caer por los patrones hasta conformar una flamenca tradicional que quiere encontrar su punto de gitana y de alternativa pero siempre con sevillanas maneras. Una mezcla bien digerida y llevada a la práctica que tiene en los mantoncillos y flecos el mejor aliado de unos trajes que no fueron concebidos para ser monocromáticos, sino que explotan hasta el final todas las posibilidades de combinación y mezclas sin llegar nunca a la saturación o a la explotación (una técnica en la que las hermanas Núñez andan siempre muy finas). Capítulo aparte merecen los volantes: pequeños en algunos casos o inexistentes en faldas canasteras pero que vienen a recrear el nombre mismo de la colección, porque la Historia del Flamenco se escribe con faldas de poco volumen y mucho vuelo, batas de colas ligeras con las que poder pasearse por el escenarios y faldas de volantitos acompañadas de complementos que ayuden a crear un cuadro flamenco muy colorista y desenfadado en el que los trajes dan la sensación de ya vistos pero en el que la maestría y el buen gusto juegan  un papel clave para llenar de personalidad cada una de las creaciones que vimos en pasarela.

 

En Líneas Generales: Pol Núñez hace una colección muy flamenca y tradicional en la que la firma mantiene ese sello añejo que tanto gusta entre el público sevillano.

Destacamos: los mantoncillos y los complementos, imprescindibles todos ellos.

¿Me Recomiendas Un Traje?: el rosa emp0lvado junto al mantoncillo de terciopelo morado, y el verde y rosa fucsia con estampados. Eso sí, nuestro favorito ha sido la bata de cola en verde agua.