Triana Muñoz: en su artículo como finalista dijimos que Triana se distanciaba bastante del resto de linenses a la hora de cantar e interpretar. Puede ser porque no la habíamos visto cantar un tema dramático de Marifé. «Tres veces loca» es un tema poco trillado en el programa (solo lo ha cantado Erika Leiva) y que es otro de tantos donde se puede sacar ese marifetismo latente que tienen muchas copleras. No ha sido el caso de Triana, podría haber estado más exagerada, podría haber chirriado su puesta en escena, haber chillado en exceso o haberse pasado con la expresión facial, pero no. Triana ha medido muy bien los tiempos, ha controlado la voz, lo ha interpretado sin pasarse y si, la sombra de Marifé es alargada, pero la actuación ha sido muy buena. 9.

Nazaret Marcos: a la granadina le pasa como a otros tantos concursantes: si el tema no es su estilo, se le atraviesa y no le sale bien. Lo vimos la semana pasado y lo hemos visto esta noche con «Elvira La Cantaora«, un archiconocido pasodoble que desde la versión de Rosa Marín no conoce una versión redonda y bien hecha en el programa, que a la voz de Nazaret le sentaba muy bien, pero que ella no ha sabido interiorizar del todo. Es una lástima, pero más lástima da ver como un diamante en bruto solo se deja pulir según qué estilo tenga que cantar. 7.

Tamara Beardo: la gaditana ha tenido una noche de contrastes donde la interpretación ha estado muy bien estudiada y planteada, mientras que la voz no ha estado controlada. Puede que sea por la otitis que padece, pero los agudos y los finales no los ha rematado bien, aunque lo importante es que no ha desafinado mucho. A ello hay que unirle que la banda volvía a ir muy lenta, dificultando la unión de voz y musica, a la vez que Tamara ha echado el resto para hacer una gran actuación con el «Romance de la Otra«, una copla que no ha dado grandes actuaciones en el programa (exceptuando a las dos Sandras) y que en el caso de Tamara solo ha fallado el control de la voz. 8.

María José Heredia: aburre someramente el debate sobre el grado de coplerío de los concursantes ya que si uno lo es mucho, el siguiente lo es demasiado y el que va detrás no es nada coplero, cuando la paleta de estilos de la Canción Española es mucho más amplio de lo que la memoria reciente dicta. María José es una coplera de peina y bata de cola, coplera clásica donde las haya, con un arranque flamenco muy interesante como se ha visto en «La Parrala» donde ello le ha permitido darle unos matices muy interesantes a una canción poco cantada en el programa pero que María José ha recuperado con mucho acierto. 9.

Ana Pilar Corral: podríamos repetir la frase con la iniciamos el análisis de María José. Ana Pilar representa a una parte de la Copla que no será la más recordada, pero la sensualidad y el divismo forma parte del género (la primera Rocío Jurado era especialista en ambas cosas). El ser personal, el ser distinta es lo que te hace destacar y Ana Pilar destaca por no parecerse a sus compañeros. Además su actuación de «María la Portuguesa» ha sido una lección de movimiento en el escenario, de saber construir la historia con la voz y con el cuerpo, sabiendo que la televisión requiere de teatralidad y de no estar quieta. Soltar cuatro quejíos no es lo único señores, el ser profesional y saber componer la imágen escénica también es importante. 8.

Álvaro Rey: sin acritud ninguna: no se puede entrar a valorar a nadie después de ver a los 4 finalistas en falso directo cantar «Sarandonga es tu rebujito». Lo sentimos pero no. Volviendo a Álvaro, en «La Copla de Isabel» lo hemos visto visceral y con mucho caracter, bailando entre la tristeza y la resignación en la parte interpretativa y con unos quejíos bien planteados en la voz. Siendo de 2001, lo mejor de esta canción es el arreglo musical, pues la letra, por muy bien que la haya cantado Álvaro se ve demasiado del montón. 8.

JuanFran Curado: cantada poquísimas veces en el programa, «A la lima y al limón» es una cursilada de canción, muy dificil de cantar, de arreglos preciocistas y que por el paseo vocal que tiene, se ajustaba perfectamente a la voz de JuanFran, que ha contado la historia incluyendo los gestos y esos giros interpretativos que dan gracia a una canción que espantaría a más de uno. No es un drama ni para soltar torrente de voz, pero la buena venta que ha hecho JuanFran del tema no la hace cualquiera. 9.

Inma de Herves: influida tal vez por haber vivido una de las mayores polémicas vistas en el programa justo antes de su actuación, Inma de Herves nos ha dado una de sus mejores actuaciones con «La Cruz de Mayo» con una interpretación de sobresaliente, con caracter y personalidad y la voz muy bien amoldada a los excelentes arreglos que la banda tiene para este tema que, de no haber sido por una entrada tardía, habría sido de matrícula. 9.

Manuel Cribaño: como en «La Hija de Don Juan Alba», Manuel tiene escondido dentro de sí a un cantante de flamenquito agitamasas en casetas de Feria y/o donde sea que la gente quiera juerga a la andaluza. Si al principio todos lo veían como un Valderrama solemne, a nosotros nos gusta más en canciones como «Tani» donde demuestra que un tema «»»menor»»» se puede reconducir y convertir en una actuación excelente y muy bien avenida para mostrar estilo propio. Ahora sí: 10.