Con la Feria de Abril dando su últimos coletazos, se nos hace casi obligado repasar cuales han sido las tendencias que se han visto a lo largo de estos seis días en el Real de la Feria de Sevilla.

Costureras al borde de un ataque de Nuevo Montecarlos

Hablar de Moda Flamenca en el Real es hablar de Nuevo Montecarlo. Da igual que haya muchísimas firmas y diseñadoras de Moda Flamenca. Da igual el número de desfiles que hayamos tenido en estos cuatro meses, da igual las tendencias y da igual la creatividad. La Feria de Sevilla es la de Nuevo Montecarlo (pese a quien pese). Ellas supieron dar con la tecla de la sevillanía más profunda y desde entonces están en el punto de mira de las costureras y del público más masivo que, tratando de huir de Micaela Villa o Doña Ana, acude a la costurera para que le hagan un traje “que sea clásico” cuando realmente quieren decir falta de originalidad o personalidad. ¿No nos gusta Nuevo Montecarlo? Al revés, nos encantan, cualquiera de sus trajes vale para ir divina a la Feria, pero son tan fácilmente copiables y tan machacados en cualquier taller clandestino de costura, que el mayor premio de consolación para las diseñadoras es ser las verdaderas creadoras de tendencia de la Feria de Sevilla, amen de que ya quisieran muchas de esas chicas del tipo “no me gasto más de 400 euros en un traje” en llevar esos flecos (de hilo del bueno) y esas telas (plumeti de calidad).

Desgraciadamente tenemos que acordarnos de la copia más de lo que quisieramos, pero es que no solo hay copia, también vemos que al final casi todas van igual vestidas. Tal como decía la modelo Mónica Rosón en facebook: “Este año en la feria he visto dos extremos,manadas de niñas de flamenca canasteras,sí,manadas porque entre una de cebras y una de esas niñas,la única diferencia era el estampado,toditas iguales,el mismo peinado,el mismo mantón,la flor colocada en el mismo sitio…sin personalidad ni criterio propio…“. Nada más lejos de la realidad, este año el TRAJE visto en la Feria ha sido un canastero con falda de un solo volante (o varios de pequeño tamaño) con mantoncillo colocado siempre igual, con la flor encima de la cabeza y con los tonos tostados o pasteles que tanto se preveían que íbamos a ver. Todas distintas, todas iguales, todas prescindibles. No sabemos quien se habrá comprado el traje coral que encabeza este artículo (es más, esperemos que se lo haya tomado con filosofía), pero desde SIMOF pronosticamos que ese sería la “victima principal” de las costureras este año y así ha sido: “el coral de Nuevo Montecarlo que llevaba Dulce en el desfile” lo hemos visto a pares e impares casi todos los días en el Real.

Pero no solo de Nuevo Montecarlo viven las costureras la Feria: en 2012 se ha confirmado que “Las Brujas” no solo fue la mejor colección de Pilar Vera, también se ha convertido en una enciclopedia de como vestirse de Flamenca (en Sevilla) en casi todas sus variantes y así lo hemos visto este año, ya sean copias u originales, esta muestra de la veterana diseñadora es una de las alternativas que las costureras más han copiado.

En general, esa ha sido la tendencia de este año: trajes canasteros en tonos tierra o pastel, con falda por encima de la rodilla o por debajo de la cadera, de un volante (o varios según el corte), manga larga también con volantes desde el codo, mantoncillo (o flecos) en el escote y flor encima de la cabeza con moño o recogido en los que, a veces, se veía una trenza, siendo algunas de la “opción Pilar” y otras de la “opción Montecarlo”.

Dejando a un lado el público masivo, es curioso ver como año tras año también se repiten ciertos clichés en la moda fotocopiada: falsos trajes de Loli Vera con menos encajes y flecos, falsos Aurora Gaviño con auténticas mamarrachadas (popelín de 1 euro el metro mediante) que tratan de imitar las faldas de retales, los canasteros de varias telas o los encajes que acentúan el busto femenino. Falsos Luchi Cabrera también con metros insuficientes de carrucha o falsos Cañavate con menos gracia que un chiste de gangosos. Y así, hasta destripar todo el wappissima y montarte una colección de Aaargs que ni la Cuore…

Eso sí, antes de anunciar el apocalipsis flamenco-volantil (se suponía que esto iba de hablar de trajes de flamenca en el Real) vamos a hacer un pequeño repaso con seis trajes de colecciones de este año que hemos visto en la Feria y, creemos que eran los auténticos (o a copias perfectamente ejecutadas):

Cristo Báñez

Pilar Vera

Nuevo Montecarlo

Aurora Gaviño

Rosalía Zahíno

Luchi Cabrera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Esperemos que en 2013 la cosa cambie… #no

De propina os dejamos con algo visto anoche en twitter (que nos dejó con las patas colgando): Nicole Scherzinger, ex-cantante del grupo The Pussycat Dolls vino a Sevilla a grabar un anuncio y tuvo tiempo de pasarse por la Feria vestida por Vicky Martín Berrocal:

 

Nota a los lectores: queremos aclarar que por “costureras” se entiende un abanico muy amplio de profesionales. Las que tienen ideas propias, hacen creaciones propias sin mirar fijamente el trabajo ajeno tienen todo nuestro respeto. Cada uno sabe lo que hace con su trabajo y es libre de ello, pero no esperen que toquemos palmas a aquellos que se aprovechan de lo que hacen otros para sacar tajada porque si esto sigue así, cerrarán los talleres, cerrarán las tiendas, no habrá desfiles y las diseñadoras se pasarán también a la economía sumergida.