De posible finalista en la segunda edición a ser una de las 10 mejores voces de esta quinta edición. Álvaro Rey ha tardado tres años en volver por el programa, pero aquí está, y que bien ha sentado su presencia en esta segunda fase donde, a pesar de que el jurado haya intentado pintarlo de otra manera, ha encandenado una buena actuación con otra. Al igual que su tocayo, su profesionalidad y seriedad como concursante ha hecho parecer que se tomaba el concurso como un trabajo, pero él se dedica a esto, él sabe de que va la música y como es el mundo del espectáculo en Andalucía. Puede que no gane pero no lo necesita: era conocido antes, más lo es ahora y entre los aficionados a la copla de Sevilla ya tenía un (buen) nombre forjado.

Sevillano, trianero, bético y sin ningún aire de nada, Álvaro ha llegado hasta esta fase final por su buen hacer y por haber dejado su sello en cada canción que ha tenido que cantar. A veces mejor, a veces no tanto pero siempre él mismo, esperamos que Álvaro alcance una buena posición en este podio de honor de la quinta edición.

 

5. Ana María la fea

 

4. Rocío

 

3. Tientos del Cariño

 

2. En el último minuto

 

1. Me Embrujaste