Doña Concha Piquer

 

Así te quiero, 13 de julio y, finalmente, 13 de mayo. La fecha más coplera de todo el calendario se forjó en la mente de Rafael de León para ser musicado después por Juan Solano. Escrita para Concha Piquer, esta zambra es una declaración de amor de la artista valenciana hacia su marido, Antonio Marquez,  pero el carácter biográfico de la misma no ha evitado que haya sido cantada por casi todas las divas de la Copla.

 

Como casi todas la han cantado (o la han querido cantar) y como su letra forma parte de ese repertorio que todos tenemos tatuado en alguna parte de nuestro ser más coplero, hoy recordamos algunas de las versiones más notorias de este tema:

 

La original: grabada por Concha Piquer con la voz ya madura (y después de haberse retirado), los acordes y la forma de cantar recuerdan inevitablemente a la Piquer más señorial y señorona, la de los años 60, pero también a esa dama que transmitía tantas emociones desde un aparente halo de frialdad que, con el paso de los años, se acentuó. Ella mejor que nadie sabía de que iba el tema y es de las pocas que lo canta como debe ser: como una declaración de amor.

 

La famosa: no fue la Piquer, fue Marifé de Triana la que hizo famosa realmente esta zambra. Muchísimo más temperamental, dramática y tremendista, la de Burguillos reinterpreta a su manera este clásico y, a la postre, ha sido la versión de referencia, tanto para hablar de este tema como para cantarlo. Si no, que se lo digan a los concursantes de certámenes o de Se Llama Copla.

 

La (mejor) interpretada: estos cuatro minutos son poesía visual, una obra artística, una belleza inigualable que todos los seguidores deberían de ver una y otra vez. La versión de Lola Flores en “Color moreno” demuestra que el arte de la Faraona ni se compra ni se vende, ni se enseña ni se aprende, se tiene. La descomposición de la figura, el uso de una mirada hierática pero cargada de emociones, el tono correcto sin llegar a chillar y el juego de expresión corporal. Lola declara su amor y el que no caiga rendido es que no le gusta esta canción. Y ojo, decimos la mejor interpretada porque la mejor versión en sí creemos que es la original, la de Doña Concha.

 

La de la Pantoja: ni mejor ni peor, simplemente la de Isabel Pantoja. La de Triana reinterpreta libremente esta zambra, se pasea por el escenario con su inconfundible porte y se come literalmente a la banda alargando los finales (recordando un poco a Juanita Reina). Aunque la versión de Isabel se remonta a la película “Yo soy esa”, esta lección de Pantojismo ilustrado es el que recuperamos para recordar el día de hoy.

 

La de Se Llama Copla: si tuvieramos que hacer el recuento de concursantes de Se Llama Copla que NO han cantado “Trece de Mayo” en el programa, en un concierto, en otros programas y/o concursos o certámenes, probablemente nos sobraría una mano. Codiciada por todos los concursantes, esta copla se canta todas las ediciones en dos ocasiones (a las que añadir que es Copla de reto). De las cerca de 10 versiones que hemos visto hasta ahora (Anaraida Sánchez, Remedios Castro, Jonás Campos, Mayka García, Selina del Río…) nos quedamos sin duda alguna con la de Joana Jimenez que, aún con el punto de exageración que le suele añadir la sevillana, es la mejor versión que se ha visto en el programa de esta zambra (y la única que toma como referente el vídeo de Lola Flores visto más arriba).

 

A estas cinco versiones que hoy recuperamos hay que añadir muchas más que no podemos poner porque no aparecen en Youtube o Spotify y entre las que queremos mencionar la de Diana Navarro de su disco “Noche De Coplas” que aquellos que lo tengáis recordareis perfectamente.

 

Y vosotros, ¿Cual es vuestra versión preferida de Trece de Mayo?