El pasado miércoles 16 de Mayo tuvo lugar en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla un desfile de moda flamenca de la casa Lina. El evento sirvió como preámbulo de la romería del Rocío que este fin de semana comienza para muchas hermandades, pero también para volver a situar al hotel como un espacio para la Moda tras su reciente restauración así como para presentar la colección “Pasión” de Lina en Sevilla Capital, ya que su presentación oficiosa fue en el pasado Simar.

Además de contar con numerosos rostros conocidos entre el público, como invitada especial en el desfile estaba la modelo Laura Sánchez (cuya agencia Go! Eventos organizó el desfile) que cerró el desfile con una bata de cola roja y que apareció en el primer pase con traje de novia en blanco roto. El resto del desfile se estructuraba en cuatro partes que comenzó con trajes en blanco para la Feria o para el Domingo en la aldea, todos con el sello y el sabor clásico de los modelos de Lina. Le siguieron unos modelos más elegantes, con telas brillantes y diseños de inspiración taurina para dar paso después al grueso de esta muestra basada en el Rocío: dos piezas de camisa de manga corta y falda de mucho vuelo y batas rocieras de telas estampadas y escotes muy marcados y sin mangas, dando un estilo muy campestre (incluso un tanto ad-lib), propicio para el Rocío pero con mucho color y detalles para tener un elemento distintivo en el camino. El final lo pondría una última parte que venía a ser una mezcla de los anteriores: los volantes con mucho vuelo de la feria, los estampados y los escotes marcados para el camino o los tejidos con más brillo o los flecos de gran tamaño de la segunda parte del desfile.

Al finalizar el desfile las hermanas Montero, Rocío y Mila, cedieron el protagonismo a su madre, a Lina que, como siempre hace, dio las gracias a todos ya que, aún estando retirada, no deja de volcarse con cada colección de la firma que lleva su nombre y que, como muchos la llaman, es la Balenciaga de la Moda Flamenca.

Con algunas de las fotos del desfile os dejamos hoy (y disculpad a las señoras que aparecen delante de las modelos):