Hoy se ha presentado el cartel de la próxima Feria de Agosto de Málaga, obra de la publicista murciana Ana Soro y que es todo un festival de minimalismo y sobriedad con todas las de ley, nada que ver con la revisión de la estética modernista del año pasado.

Chocante para muchos, acertado para otros, la ciudad costasoleña abre el eterno debate que tenemos cuando el cartel de una fiesta tradicional choca contra parámetros poco costumbristas. En esta ocasión, no ha sido por utilizar una técnica o un movimiento artístico no empleado para estos menesteres, más bien diríamos que se ha notado el oficio de la autora: el cartel es un anuncio de publicidad. Si lo juzgamos como  tal nos encontramos ante un anuncio en prensa o un mupi (mobiliario urbano con publicidad, tipo marquesinas de paradas de autobús) bastante interesante o que incluso tiene en su sencillez una ambigüedad no resuelta que hace que el espectador se pregunte por esos lunares que sobresalen de ese papel rasgado. No debemos olvidar tampoco el «Descúbrela» que hace de eslogan, pero como tal es pobre, sin gancho y no suma en la compisición final, sino que simplemente acerca la idea a la publicidad más que a la tradición cartelista. Además, el diseño es muy adaptable a distintos formatos para su reproducción en internet como banner publicitario o para los posibles folletos turísticos. Eso sí, de sobrio puede parecer aburrido: la idea es buena pero le falta un poco de gas… ¿Como lo habrían solucionado en Lab?

Con todo y con eso, la sencillez será un factor decisivo que jugará en su contra y ya nos olemos las opiniones de detractores que piensan que «un cartel de feria» debe ser «un cartel de feria» a la vieja usanza, aunque no conviene olvidar que Málaga es junto a la Jerez de la Frontera la ciudad andaluza que más arriesga en los carteles anunciadores de su Feria y este año no se han quedado atrás.