Nos vamos de Boda con Ángeles Verano


Después de un año realizando reportajes de Moda Flamenca y nuestro especial (dividido en dos bloques) de moda de calle titulado Versión Española, nos tocaba a un servidor y a Claudia Alfaro de Entre Cirios y Volantes cambiar de tercio y aquí os traemos nuestro primer editorial de novias. Y lo hacemos gracias a una de las diseñadoras más carismáticas y personales de las pasarelas andaluzas: Ángeles Verano.

La que es presidenta de la asociación de diseñadores andaluces (ADEMA) nos mostró una parte de su colección de novias donde vemos la versatilidad en el diseño que caracteriza a Ángeles pues, aunque su personalidad y estilo siempre se dejan ver en sus creaciones, sus colecciones de Flamenca poco tienen que ver con las de moda de calle o con esta de novias que os presentamos.

Para el día más especial de una mujer, Ángeles nos ha mostrado una perspectiva historicista, vistiendo una novia que rememora los aires clásicos de la cultura occidental en distintos momentos o épocas pero sabiéndolo traer a la actualidad.

Es el caso de las civilizaciones clásicas donde el vestuario de las sacerdotisas del Partenón de Atenas inspiran una novia que quiere ir cómoda, elegante y con un traje de aparente sencillez pero con distintos detalles que permiten dar un toque distinto e informal a la ocasión. Ese toque clásico pero con una dosis de minimalismo lo vemos en otro modelo donde la sencillez del traje contrasta con la cola de tul que lo acompaña o el chal/mantón que aporta al conjunto un aire antiguo pero coqueto.

De lo clásico pasamos a dos momentos como son el Renacimiento y el Barroco, donde las telas brocadas aparecen sobre unos diseños minimalistas pero que no quieren pasar desapercibidos pues, como veis en las imágenes, os mostramos un abrigo que no busca llamar la atención por el diseño pero si por el toque señorial y añejo que otorga al conjunto, dando un empaque al conjunto del traje de novia que puede ser el complemento perfecto para el traje con cola que también mostramos en el reportaje.

Tras recrearnos y darles un papel protagonista a los tejidos pasamos a otro momento al que siempre vuelven los diseñadores: el Romanticismo y la modernidad artística. La novia que parece encontrarse con la naturaleza de los bosques centroeuropeos o en la noche lúgubre de París para ir caminando hasta las raíces del modernismo con un vestido que combina el brocado con el tul en tono champagne para recrear esa atmósfera misteriosa pero a la vez excitante de finales del siglo XIX.

Y si para muchos el Siglo XIX se extiende hasta la primera guerra mundial, el fin de esta nos trajo los felices años 20, una época donde la moda femenina huyó definitivamente de los patrones clásicos pero que, vistos a día de hoy, tienen un sabor inconfundible que nos remiten a una novia muy femenina, inconformista y que más que princesa busca ser una mujer elegante el día de su boda. Y es que los cortes rectos que realcen la silueta, y las faldas sin enaguas también tienen su hueco, ¿No?

Por último, y como guiño a nuestro trabajo realizado a lo largo de este año, no podía faltarnos una muestra de la Flamenca de Ángeles con un vestido de su última colección “Alfileres de Colores” que en apenas tres meses tendrá sustituta… A la espera de ver sus nuevos volantes os dejamos con los trajes de novias para aquellas que esteis pensando en ese día tan especial.

Créditos:

Diseños: Ángeles Verano
Fotografía: Cayetano Gómez de ¡Ay Maricrú!
Maquillaje y peluquería: Rosa Fernández de 130 y bajando
Modelo: Claudia Alfaro de Entre Cirios y Volantes
Localización: Hotel Las Casas del Rey de Baeza, Sevilla

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*