Óscar Calderón, concursante de la quinta edición de Se Llama Copla

La semana pasada, durante la gala de Se Llama Copla, lanzamos una idea desde twitter. Más que una idea era un aviso para aquellos que se están presentando a los castings de la sexta edición y que están teniendo la suerte de ser seleccionados para ir al Bar de la Copla, antigua sala de espera del programa.

Lo que veníamos a decir es que aquellos que están siendo elegidos para la gala final de casting de la sexta edición deberían tener mucho cuidado con ello. ¿Por qué? Porque en los concursos de talentos aquellos que hacen ruido o que se les conceden minutos como aspirantes antes de ser concursantes, acaban en la calle muy rápidamente después de estar pocas semanas en el concurso. Tan fácil como eso.

Para que lo entendáis mejor, os lo contaremos con datos de la Quinta Edición. ¿Recordais a Eva María Hierro y Óscar Calderón? ambos fueron viernesnocheros y fueron promocionados por el programa como «futuros concursantes» antes de serlo. Junto a ellos estaban Ana Pilar Corral y Manuel Cribaño que, eso sí, contaban con el apoyo del público y lograron «salvarse» de lo que vino después. ¿Y qué venía? La expulsión. Eva María y Óscar fueron presentados como nuevos valores del programa pero no recibieron apoyo del jurado y fueron pronto a la calle. Todo eso después de estar varias semanas «chupando banquillo» y esperando para ser concursante. La misma suerte corrieron María Carmona y Fernando Rey que después de 9 semanas como viernesnocheros no tardaron en ir a la calle, El caso contrario eran aquellos que estaban en el Viernes Noches una o dos semanas: Ana María Morales o Cristina Serrano son claro ejemplo de ello. Ines Robles incluso ni pisó el programa de Luis Muñoz. En la cuarta edición tenemos más casos: Juanma Jerez, Mila Balsera y Álvaro Hernandez solo estuvieron una semana como «aspirantes», sin embargo los que estuvieron varias semanas con Luis solo llegaron a ser retantes o a ser concursante por pocas semanas. La historia no es nueva: cogemos a alguien antes de ser concursante, hablamos bien de esa persona, la damos a conocer entre el público y todo muy bonito, hasta que llega el momento de concursar y resulta que no todo era un camino de rosas.

Con esto lo que queremos decir es que, como en todo, Se Llama Copla se guarda a los concursantes estrella para sacarlos afuera en el momento oportuno para no desgastar su imagen ni hacerlos esperar. En el caso de los 8 aspirantes cuyas caras ya conocemos, lo más seguro es que la mitad de ellos vayan fuera al poco de empezar la edición. No solo porque ninguno tiene nivel para el programa (si los 8 van a ser concursantes de una sexta edición que va a depender más que nunca del indice de audiencia, mal vamos) sino porque sabemos que Josemi sabe muy bien como jugar las cartas y estamos seguros que los sustitutos de Álvaro Díaz, Jonathan Santiago o Cintia Merino todavía no se han dado a conocer.

Como siempre cabrá la posibilidad de que no estemos en lo cierto pero en el mundo del espectáculo lo mejor siempre está por llegar. En poco tiempo veremos quienes son realmente los protagonistas de la sexta edición…