El punto de partida para la propuesta que la gaditana Patricia Martín llevó al certamen de nóveles el pasado martes 13 es la paradoja (de ahí el nombre de “Paradoxical“) y la ambigüedad. Si a ello le sumamos el uso dual del negro y blanco, de mezclar lo femenino y lo masculino y de emplear cortes rectos o que dibujen la silueta sin excesivas transformaciones nos viene un nombre a la cabeza: David Delfín.

Está claro que el diseñador malagueño es uno de los grandes de la creatividad española, pero como fuente de inspiración para los nuevos talentos está completamente agotado pues a veces las ideas de David Delfín se toman como referencia pero al final su sombra es tan alargada que la comparación es inevitable. Es lo que le ha ocurrido a Patricia Martín: su colección poco tiene que ver con el diseño andaluz pero ha tomado un referente de manual para aquellos que quieren ser más arriesgados en diseño, un creador que está tan visto que logra, sin él saberlo, que muchas colecciones ajenas pierdan personalidad porque la suya propia se acaba imponiendo. Junto al malagueño, la estética del cine negro también está presente junto al uso de las perlas en referencia a Coco Chanel o las camisas de muselina negra con botones dorados que logran darle un aire más liviano a las prendas que contrasta con la excesiva rigidez del tejido empleado para el resto de la colección.

En líneas generales: Patricia Martin juega al contraste de lo femenino y lo masculino, del blanco y del negro y del corte recto frente a otros con más volumen. Todo ello recordando a David Delfin.

Destacamos: el uso de las perlas como toque personal y de la muselina.

¿Qué me recomiendas?: el vestido con busto de muselina y perlas cubriendo el pecho, el dos piezas con perlas al hombro o el conjunto de blusa y pantalón con una cruz negra.