Carmen Ordoñez del brazo de Paquirri yendo a ver la Esperanza de Triana a las dos de la tarde un Domingo de Ramos. Lola Flores felicitando la Navidad junto a su familia por televisión. Isabel Pantoja vendiendo exclusivas en la portada del ¡Hola!, yendo del brazo de Encarna Sánchez y compañía o incluso saliendo del AVE con sus gafas de sol XXL y la pashmina de turno. Marifé de Triana entrevistando a sus compañeras y dándoles paso en Lo que yo te cante. Dolores Vargas interpretando “A Tu Vera” en el Corral de la Pacheca, lugar donde se realizaba “Cantares” o Rocío Jurado luciendo en el mismo tablao los primeros escotes (de pecho y/o espalda) que desafiaron los últimos coletazos del Franquismo en un programa que, además de ser referente en nuestra cultura musical, simbolizó el cambio de estilismo en la Copla, pasando de la tradicional bata de cola a los trajes largos de fiesta.

Cantares” es el nombre de la nueva colección de Sofía Rivera presentada en Moda de Sevilla, una apuesta personal por seguir rescatando lo mejor de nuestro patrimonio cultural e incorporarlo a la moda más actual. Para la primavera del próximo 2013 Sofía recupera los estilismos de las grandes caras y voces de los años 70, 80 y primeros 90. Esa época en la que las Divas de la Copla empezaban a compartir notoriedad con mujeres que eran famosas por el simple hecho de serlo, como ocurría con Carmen Ordoñez y que eran los referentes del glamour para las revistas del papel couché que en aquellos momentos empezaban a ser más masivas. Precisamente de ahí procede la colección de lo que se veía en las revistas: lo que podría ser una colección de moda para espectáculos traducida a moda de calle o fiesta es sencillamente la recreación, con aires renovados, de lo que llevaban las famosas para acudir a eventos como invitadas, a lo que llevaban cuando realizaban exclusivas o cuando sabían que los fotografos iban a estar ahí, tal como os hemos ido relatando en el primer párrafo y que aquí se ven en conjuntos de blusa y pantalón, vestidos cortos o trajes largos de fiesta (y/o espectáculos). Esas sensaciones, esos momentos que forman parte de nuestro folclore y de nuestra cultura audiovisual en el que el folclore se abrazaba al glamour con toque kitsch, petardo y hasta barroco se ha convertido en muy ponible, comercial y accesible de la mano de la diseñadora astigitana, que ha optado por depurar cortes y patrones, ha actualizado algunas de las influencias pero ha mantenido un toque genuinamente cañi y de “me voy de juerga por Triana” que hacen de “Cantares” la colección perfecta para aunar en un mismo concepto las tendencias en moda actual con las influencias del pasado más cercano y la personalidad y racialidad de la “marca Andalucía”, una idea que muy pocos aquí saben llevar a la realidad y que Sofía, a pesar de su juventud, ha sabido tratar y entender.

En líneas generales: Sofía Rivera traslada la “moda de calle” de las principales famosas de los 70 y 80 al momento actual, despojándola en parte de su punto hortera-kistch pero conservando todo el sabor folclórico.

Destacamos: la acertadísima elección de las telas. Tejidos muy en tendencia y perfectamente conjugados con cada uno de los diseños y patrones.

¿Qué me recomiendas?: nuestro favorito, sin ser el más espectacular de la colección, es el vestido corto de color rojo con mangas húngaras. También recomendamos el mono negro y dorado con volantitos en las mangas o el conjunto de blusa y falda larga de lentejuelas.