Se Llama Copla realizó anoche por segundo año consecutivo su gala especial de Unicef por una buena causa. Por tanto, no había ni reto de expulsión ni puntuación para los concursantes. Aunque entendemos que esto se deba hacer cada año conforme llega la Navidad, parar de repente la competición con el programa recien empezado creemos que ralentiza y confunde un poco, pues solo llevamos 3 semanas de sexta edición y la edición no está del todo encarrilada, además de que sin concurso se corre el riesgo de que ayer viesen menos gente el programa.

De las actuaciones que vimos anoche, tuvimos de todo, y casi todos los concursantes cantaron canciones del estilo más acorde con ellos: Carolina Caparrós se metió en la piel de «Carmen de España», Macarena Sánchez volvió a cantar muchos años después en televisión «Señora Vecina», Mari Ángeles siguió con coplas más alegres y cantó «Échale la red» mientras que Elena de Carmen siguió por segunda semana con un temá más flamenco, «Las Bulerías de Antonio Torres». Álvaro Camacho estuvo muy inspirado y mejor que nunca (¿Tal vez porque llevaba pajarita?) cantando «La Sebastiana», al igual que también estuvo muy bien Jesús González con «Ni se compra ni se vende». Francisco Miralles tuvo también una buena noche con «El agüita del querer», María Espinosa puso al público en pie (para bailar) dando muestras de su versatilidad con «La Remanguillé» mientras que María Antonia Tenorio siguió con copla clásica y «La Niña de Puerta Oscura» y Mónica Vargas cantó una historia que se desarrolla en su ciudad «Carceleras del Puerto».

Además de ellos, hubo actuaciones estelares por una buena causa y que fueron lo mejor de la noche porque hay que ser muy valiente para hacerlo: Pive cantó con Mari Ángeles Marín «El Cordón de mi corpiño» en la que el productor sacó afuera una voz grave casi desconocida para muchos de nosotros. Mayor sorpresa fue que Juliana López, Bea Matamoros y Maik Alexandre cantaran «Las cosas del querer» que si, nos sacó más de una risa, pero a ver quien se atreve a hacer eso en directo en ese escenario.

El final de la gala lo pusieron Jesús Gónzalez y María Espinosa, los dos concursantes que más llamadas y mensaje solidarios acumularon durante sus actuaciones, cantando a modo de reto solidario «Y sin embargo te quiero» en la que los dos estuvieron muy bien, con un Jesús que mejora a cada gala y una María que demuestra que todavía puede sorprender aunque se la considere la mejor de la edición.

No hubo expulsado ni tampoco ganador, los únicos que ganaron son los niños de África que recibirán en forma de medicina (o alimento terapéutico) los cerca de 530.000 euros que Canal sur acumuló durante la gala de Se Llama Copla y que puede seguir creciendo hasta Febrero.

La semana que viene el concurso recupera la normalidad y, por cierto, que se preparen los concursantes que parece muy probable que haya expulsión…