La subida generalizada de puntos por parte del jurado nos dejaba una gala en la que sí, el nivel estuvo más altos que en semanas anteriores, de la misma manera que vimos como algunos concursantes que parecían más fuertes al principio parecen algo estancados a la espera de alguna actuación que les haga despuntar (María Antonia o Álvaro Camacho) mientras que otros parecen por fin despegar (Carolina, Francisco y Jesús). En medio de eso, la gala nos dejaba a Álvaro Montes en la zona de peligro casi con la misma puntuación (33 puntos) que la semana pasada le valió para ser el primero en la zona del jurado. A él le acompañaban Álvaro Camacho (33 puntos también), Anabel Collado (32) y Elena de Carmen (31).

De estos candidatos iniciales el primero en quitarse fue Álvaro Montes que volvió a tener el máximo favor del público. A él le acompañaron Anabel y Álvaro Camacho que también contaron con suficiente apoyo de la audiencia. No fue así para Elena de Carmen que tuvo que cruzar la pasarela. Junto a ellas tuvieron que ir como candidatas al reto Mónica Vargas y Carolina Caparrós al no contar con suficientes votos del respetable, situación habitual para Mónica y primera vez de Carolina.

Con las tres concursantes en el escenario y después de que Álvaro salvase a Carolina, se desveló la identidad de la retante al grupo de concursantes, Sonia Blanca, que eligió a Elena de Carmen en vez de a Mónica para cantar «Cuchillito de agonía» en un reto en el que Elena estuvo muy segura y mucho mejor que en su actuación, pero en la que chilló demasiado en la parte del estribillo y del final, haciendo muchas estridencias de voz que no de interpretación. Sonia por su parte estuvo muy coplera, fue de menos a más y también tuvo su punto chillón al final, pero en general dio mejor resultado que Elena.

Terminado el reto, el jurado decidió por mayoría decantarse por Sonia para ver qué tiene que aportar al concurso, dejando a Elena como cuarta expulsada de esta sexta edición tras un mes y medio donde tal vez no se ha terminado de integrar en el programa y que, como le ha dicho el jurado, le ha venido mal retarse con una cantante que, en media canción, ha demostrado mucha solidez como coplera.

Finaliza así otra gala con expulsión aunque la de la semana que viene es la número 7… y si miramos la hemeroteca coplera nos espera un reto bastante movidito y un retante que puede dar mucho que hablar. Esperemos que así sea.