Esta noche es Nochebuena o el cumpleaños de Jesucristo, fiesta central de la Navidad a nivel mundial. Ni los mayas, la crisis, un loco con un bazuca, los recortes o lo que sea han podido con nosotros, por lo que aquí estamos un año más para celebrar unas fechas que El Corte Inglés y las grandes superficies nos llevan recordando desde hace un par de meses.

De la Navidad de 2012 hay dos cosas que la hace distinta a la de otros años y todo gracias a su santidad el Papa: este año hemos sabido que en el portal no hubo ni mula ni buey, algo que no ha evitado la presencia de estos animales en la mayoría de hogares y nacimientos repartidos por toda nuestra geografía. Total, el caganer es una invención catalana que si, seguro que había alguien haciendo sus necesidades en Belen aquel momento, pero todavía no hemos oído a Benedicto hablar de ello. Por otra parte, hemos sabido que los Reyes Magos no procedían de Oriente sino de Occidente (si nos situamos en Palestina), más concretamente de Andalucía… ¿Pueden que sean de la localidad onubense de Paymogo cuyo nombre significa «País Mago»?

A esas dos especialidades o cosecha de estas Navidades hay que añadir el momento dulce que viven las llamadas Zambombas Flamencas, una buena ocasión para ver a los mejores cantaores de Flamenco pero que, desgraciadamente, en muchos casos parece (de forma muy descarada) una excusa barata para beber gintonics. Eso sí, las navidades más flamencas también se cuelan en los grandes teatros e incluso en las catedrales y ahí hemos tenido a artistas de la talla de Manuel Lombo, Arcangel o María José Santiago cantándole al niño desde un lugar de culto.

Otro motivo para recordar estas fiestas es una acción que también vive un buen momento, y mirad que la cosa está como está, la solidaridad: desde la obra social de las empresas a los encargados de caridad de las hermandades, estamos viviendo una oleada de campañas de recogidas de alimentos para los más necesitados, un grupo social que ya es más visible que antes y que son el fiel reflejo de la crisis que estamos padeciendo.

Consecuencia de la crisis también es que muchos hayan cantado «El Emigrante» y hayan tenido que partir de su hogar al extranjero para buscarse un futuro mejor, siendo esta la primera nochebuena para más de uno en la que le faltará el calor de la familia y del hogar.

A todos los que hoy no estarán con sus seres queridos en particular, y a nuestros lectores y seguidores en general, queremos desearle unas Felices Fiestas desde nuestra web y recordaros que en estas fechas toca mirar atrás y pensar que este es otro capítulo que se cierra porque otro nuevo está llegando y, esperemos, que lo que venga sea mejor porque creemos que nos lo merecemos después de tanto esfuerzo. Mientras tanto, a pasarlo bien esta noche y ¡A disfrutar de la Navidad!

¡FELICES FIESTAS A TODOS NUESTROS LECTORES Y SEGUIDORES!