Los diez ex concursantes de Se Llama Copla que han participado en el disco Se Llama Villancico despidieron la última noche del año con un concierto en Trebujena (Cádiz) donde ponían fin a dos semanas de gira e intensa promoción en el que han estado por toda la geografía andaluza cantándole a la navidad de muy copleras maneras.

Precedidos y presentados por la artista local Lola Vega que sorprendió a sus paisanos versionando «La Carcel de Oro» y con el villancico «Los caminos se hicieron», los diez artistas aparecieron en el escenario para animar al público al ritmo de «A Belén Pastores». Tras esta jaleosa presentación, Miriam Domínguez se quedó en el escenario para dar paso a su compañera Maite Moreno que empezó con su canción del disco «El niño quería saber». Tras ella vino un Miguel Ángel Palma cuya voz sigue cogiendo cuerpo como vimos en «Noche de Paz». «Un ángel con su trompeta» es el tema que canta Jonás Campos en el disco y con el que se metió al público en el bolsillo al bajar desde el escenario en plena actuación para cantar más cerca de los presentes. Le siguió su compañera Gloria Romero que rememoró el clásico «Madre en la puerta hay un niño» con un toque flamenco que contrasta mucho con el aire clásico de su voz. La navidad flamenca siguió con el canto de Juanma Jerez a «la Virgen María» y al de Miriam Dominguez al «Rey de los Cielos» por bulerías, en dos de las actuaciones con más sentimiento de la noche. La primera parte la finalizó María Lozano poniendo también su punto flamenco con «Su carita divina», tema que tampoco suele falta a su cita anual en los zambombas o recitales de villancicos más andaluces.

Tras un descanso vino Nazaret Compaz para cantar «Santa alegría» el único tema inedito del disco, el cual no es un villancico al uso, sino más bien un tema navideño del estilo que suelen incluir las estrellas internacionales cuando hacen un disco para estas fechas. Nicolás García recuperó el cante flamenco-navideño por excelencia, recordando el género que hizo popular la Niña de la Puebla. Eso sí, sus Campanilleros fueron sin coro y con unos arreglos actuales y mayor acompañamiento de instrumentos como el saxofón o trompeta. La ronda de villancicos del disco la terminó Mari Ángeles Marín cantando entre el público «Con mi borriquillo», volviendo a traer la fiesta entre los asistentes y preparándolos para lo que venía después, pues el show no acababa ahí. Y es que al final, la cabra tira al monte, y como les está pasando a todos los artistas de Se llama Copla, no hay concierto en el que no caiga algo del género que les dio la fama. Así Gloria Romero y Jonás Campos cantaron a duo «A ciegas» donde el estuvo un poco sobreactuado y ella puso lo mejor de su voz. Maite Moreno y María Lozano fueron las únicas en cantar (media) Copla solas, aunque ambas de Marifé: la de Algeciras con «Separaos» y María cantándole a su tierra «Romance de Zamarrilla». El siguiente duo de la noche vino con Miriam Dominguez y Juanma Jerez que hicieron un sublime «En el último minuto» en el que ambos hicieron una genial interpretación y donde tuvieron mucha química. No tuvieron tanta química pero si un desparpajo impresionante la pareja de gaditanos formada por Mari Ángeles Marín y Nicolas García en la que ella puso el cante y él dio el cante recordando las «Habaneras de Cadiz» que terminaron con un recital donde Nicolás sacó partido a su desparpajo gaditano y a la gracia natural del personaje que ya encandiló al público en Se Llama Copla y que dificultó la presentación de la siguiente actuación a una Mari Ángeles Marín que no podía contener la risa mientras daba paso a Nazaret Compaz y Miguel Ángel Palma que versionaron la canción de Raphael «Qué sabe nadie», canción que no es copla, pero que se escucha mucho en los conciertos desde que Álvaro Hernández la cantase en el programa.

El final de fiesta, y de la gira, fue con el popurrí que cierra el disco y en el que todos volvieron a cantar un fragmento de villancicos populares y alegres, con la compañía también de Lola Vega que subió también al escenario para cerrar junto al resto de artistas un concierto con el que decían adiós a dos semanas de intensa promoción y con el que prácticamente despedimos estas fiestas a las que ya solo nos queda por ver las Cabalgatas de Reyes Magos y los regalos que sus majestades nos dejarán en la noche del próximo sábado.