Se Llama Copla realizó en la noche de Reyes el único especial navideño para esta sexta edición en una gala en la que los diez concursantes cantarón una copla puntuable por el jurado no así por el voto del público ya que era grabada. Antes de ellos, cantaron «Pim Pam Fuego» Manuel Cribaño, Patricia del Río, Cintia Merino y Ana Pilar Corral para después cantar cada uno de ellos en solitario.

Tras este avance llegó la gala en sí donde Anabel Collado abrió las actuaciones con una versión temperamental y exagerada de «La Flor de los Cantes» pero donde dejó claro que sabe mover muy bien la bata de cola. Sonia Blanca demostró tener madera para coplera pero que todavía anda escasa de actitud como en «Elvira la Cantaora«, donde se notó que no termina de interiorizar las canciones. Carolina Caparrós tiró de sensualidad y nos mostró su faceta más de cantante al versionar «Con el alma de los labios«, un bolero que ella no atrajo a la Copla pero con el que firmó una buena actuación. Francisco Miralles por su parte demostró ser tan coplero que se olvidó (en parte) la vis cómica para cantar «Doce cascabeles«, tema que le favorecía pero en el que no se le veía especialmente cómodo. María Antonia Tenorio dio una de las sorpresas de la noche con «Manolita la primera«, remontando de su regularidad (entendiendo como tal que se mantiene en su línea) de las últimas semanas para hacer una actuación con caracter y dando un claro golpe sobre el escenario. Lo contrario fue Álvaro Camacho que directamente no se sabía la letra de «Dos Cruces» batiendo el record negativo de puntuación del jurado en 6 ediciones (17 puntos). A María Espinosa le jugaron también los nervios una mala pasada (eso o que a veces cuando mira a los lados se le pierde mucho la vista) pero hizo una buena actuación de «Tu ropita con la mía» demostrando que una noche suya a medio hacer es la mejor que podría hacer otro concursante. Álvaro Montes se vino arriba cantando las «Coplas de mi Andalucía» firmando su mejor actuación desde su debut y demostrando que lo suyo es la copla entendida de clásicas maneras. También tuvo la noche Jesús González con «Dale arroz«, donde mandó y jaleó al publico teniendo en todo momento el control de la canción y recuperándose con creces del traspié de la semana ¿pasada? Mónica Vargas cerró las actuaciones con uno de los peores y más antiguos estilismos vistos en el programa (los dos piezas de flamenca con escote palabra de honor murieron hace ya años) para versionar «Cariá la sanluqueña«, una versión donde ha estado más limpia que otras semanas y ha cantado mucho mejor.

Tal como se llevaron anunciando en toda la gala, hoy había reto y esta vez era positivo: María Antonia Tenorio y Jesús González gracias a su valoración del jurado optaron a cantar un reto de inmunidad. Se la jugaban con «La Zarzamora» y mientras María Antonia  Tenorio cumplió con creces con el tema (todo sea dicho, le pega mucho), Jesús se hizo un Aurora Barona y necesitó de la ayuda de María Antonia para terminar su mitad de la Copla. Como detalle es la segunda vez que Jesús canta un reto (el otro fue en la final del casting) y que se equivoca en la canción por lo que Jesús si lees esto te aconsejamos que te prepares mejor los retos porque algún día no serán retos tan positivos como los que te han tocado.

El final de esta gala queda en stand by hasta el sábado que viene pues el jurado no eligió al ganador del reto sino que será el público con sus votos quien decida el inmune, gala en la que además se recuperará la dinámica habitual del programa.