De las muchas miradas al pasado que hemos visto y veremos en esta temporada de Moda Flamenca, la de Marieta es de esas que más que inspirarse en una época determinada, parece buscar trajes y estilismos que se asemejen lo más posible a esa flamenca. En vez de traerla a la actualidad, es la diseñadora quien va a buscarla.

Bajo esa premisa, “Renacer” nos lleva al primer tercio del siglo XX, a las gitanas canasteras, a la cordobesa de Julio Romero de Torres o a la que se perdía por la serranía de Ronda. Una flamenca romántica e incluso poética que apuesta por el color, por la falda de volante canastero llena de detalles o por el mantón de manila, que no mantoncillo, pintado a mano.

Como punto principal de la colección están sin duda la combinación de tejidos, encajes, perforados o plisados que aparecen tanto en mangas como en falda, que dan un traje mucho más vistoso y que se completa con unos cuerpos de colores vivos y saturados o el uso de estampados florales. Al margen de ello nos queda una propuesta muy en consonancia con la sevillanía clásica que esta firma suele darle al traje de flamenca, que casi siempre representan en su vertiente canastera y que, todo sea dicho, este año ha dado un mejor resultado sobre todo gracias a la elección de los colores y al caracter que le da el mantón a un traje en vez de un mantoncillos.

En líneas generales: Marieta vuelve a cumplir con sus diseños que toman el patrón del canastero para buscar en los detalles ese punto de personalidad propia.

Destacamos: el uso de tejidos y la combinación de colores. Imprescindible también los mantones para el estilismo.

¿Qué me recomiendas?: el traje estampado de flores es de lo mejor visto hasta ahora, el rojo canastero con volantitos celestes o el azul con volantes naranjas colocados en forma triangular.