Mai Vargas

Históricamente, la gala 11 de Se Llama Copla ha sido sinónimo de expulsión sorpresa y polémica. Este año sencillamente se ha adelantado una semana, como visteis la semana pasado con la salida de Anabel Collado. Eso sí, para la gala 11 de la sexta edición, Se Llama Copla nos trajo a una retante de altura, nada más y nada menos que de La Línea de la Concepción.

May Vargas (una de las apuestas como posible concursante que hicimos en Facebook antes de empezar la edición) llegaba al concurso con ganas de quedarse y en una gala que (casi) siempre ha favorecido a los retantes (solo Jonás Campos en la segunda edición logró cantar el reto y ganarlo en esta gala). Con la hemeroteca a favor solo quedaba ver a quien le ponían enfrente, algo para lo que no faltaban candidatos: hasta cinco concursantes estaban en la zona de peligro antes de conocer el recuento de votos del público.

Sonia, Jesús, Francisco, Mónica e Ismael fueron los menos votados en una gala con las valoraciones ajustadas (oscilaban entre los 29 y 36 puntos). Ante esto, la tabla del público decidiría. El primero en salirse de la zona baja fue Ismael que para sorpresa de todo el mundo se alzó como favorito de la noche o como el más votado del público. Gran noticia para el flipado concursante que cerraba con sabor dulce su debut en Se Llama Copla. Junto a él salieron de la zona de peligro Mónica, Francisco y Jesús siendo Sonia la única que no obtuvo esta noche el favor del respetable. A ella la acompañaron Carolina y Álvaro Camacho que se estrenaba como candidato definitivo al reto ante la sorpresa de todos. Con estos candidatos, Ismael se basó en la actuación y salvó a Carolina ya que le había gustado más en su copla. Al llegar al escenario May lo tuvo claro y eligió a Sonia.

La Copla del reto fue «Solo vivo pa quererte«. Sonia estuvo muy bien, supo captar la esencia del tema y defendió el reto muy bien dejándoselo complicado a una May que también lo defendió bien, que podría incluso haber impresionado más pero que optó por no sobreactuar. Eso sí, se notó que viene de La Línea y que allí mueren con Marifé.

Desgraciadamente, la forma de resolver el reto fue tan desafortunada como el de la semana pasada: sin dar excusas ni explicaciones (creo que la que se va las merece), todos votaron a May Vargas como nueva concursante. Sonia se convertía así en la nueva expulsada sin escuchar los motivos del jurado y convirtiendo a May en la novena linense que entra al programa (y os garantizamos que es de las mejores voces de La Línea que ha entrado al programa).

Para los que no hayais visto la gala, os comunicamos que se ha cerrado el casting por esta temporada. Los retantes que quedan están ya elegidos o tanteados y eso quiere decir que la fase final se acerca. Si no meten una segunda fase antes…