Que en Andalucía estamos jugando en liga de segunda o tercera división es algo que ya sabemos muchos y en moda más todavía. Aunque lo nuestro es la Moda Flamenca y SIMOF es la gran cita anual hay cosas en las que estamos por detrás del resto de pasarelas. Una de esas cosas es la renovación de diseñadores en las principales firmas: mientras las grandes firmas europeas anuncian a bombo y platillo el fichaje de un nuevo director creativo (traducido a pasarela: Nosequién para la Firma X), aquí seguimos pensando en mi “nombre es mío” y no se da oportunidad a las figuras emergentes de sacar la cabeza afuera (honrosa excepción es Lina en todo esto).

Molina presentó en SIMOF su colección 2013, una propuesta que solo con ver los diseños y patrones se nota que la ha hecho un hombre y joven. ¿Por qué? Siempre he dicho que existen las colecciones femeninas y masculinas en moda flamenca. Los hombres al diseñar tienden a hacer trajes para divas, para chicas de 1,80 y una talla 36, son trajes de fiesta traducidas a flamenca, casi siempre sin lunares y con un punto de elegancia para alfombra roja más que para albero. Esa es la segunda mitad de la colección: un puñado de trajes muy bien diseñados con volantes, flecos, escotes pronunciados, cortes entallados y algún que otro patrón con un aire a lo Vicky Martín Berrocal (autentica experta en todo esto que se está describiendo en esta crónica) pero con ideas muy interesantes y comerciales como son los dos trajes en color rojo, aunque también haya opciones más arriesgadas y que pueden valer igualmente para la Feria como es el pantalón de flecos con blusa de animal print . Antes de eso vimos una primera parte inspirada en el Caribe de los años 50, con rayas verticales, dos piezas de corpiño y falda de sirena, detalles de flores, protagonismo del blanco y que nos traían sin necesidad de mucha abstracción los aires cálidos de las principales playas del continente latinoamericano. Todo ello unido al acertado estilismo de las modelos y la mejor elección de la música de fondo (Mambo de verdad y del clásico) hicieron del desfile una buena muestra, distinta al resto de colecciones vistas en SIMOF este año y que demuestra que la veterana casa sevillana sabe elegir muy bien a quién pone al frente de sus colecciones.

En líneas generales: Molina logra una de las colecciones más apartadas de las tendencias para este 2013 en Moda Flamenca con una de las mejores colecciones de este año, muy apartada de la flamenca tradicional y más adaptada a la corriente de los últimos años en la que los trajes de fiesta se traducen a flamenca.

Destacamos: el trabajo de Daniel Lora.

¿Qué me recomiendas?: el dos piezas azul con la parte de arriba entera de flecos, el traje blanco de tres volantes, o el rojo-teja con detalles de flores en mangas y hombros.