Tres fechas se marcan en rojo en el calendario sevillano de primavera: Semana Santa, Feria y Rocío. Pasados los últimos minutos del Domingo de Resurrección llega el momento de ponerse, si o si, a pensar en la Feria aunque ya llevemos unas semanas con los preparativos. Y es que la temporada que se inició el pasado miércoles de ceniza y que finalizará en 2 meses ha hecho que vivamos por igual los preparativos y las fechas claves.

Bajo esa premisa nos presentaron Sonia e Isabelle su última colección en el pasado Simof. “Sonibel Vintage” es el nombre de una colección que juega con los colores y las formas propias de las tres fiestas para presentar una flamenca que, en patrones, es muy fiel al sello que las diseñadoras de Coria han presentado en los últimos años pero que en estilo tiene unas líneas más depuradas, unas mejores dosis de elegancia y una búsqueda de acercarse al público joven. Así, vemos como el verde y el negro nos recuerdan a la semana mayor por medio de encajes, tejidos superpuestos y escotes o mangas que pueden recordar a trajes de fiesta. El rosa o el amarillo albero nos llevan directamente a las calles del Real (original escenificación con modelos de traje de chaqueta acompañando a las flamencas como en las casetas), ya sea con lunares negros o encajes en blanco. Para el Rocío nos queda el coral, el azul o el blanco roto mientras que los estampados florales combinados con un rosa intenso y encajes en celeste (oscuro) recuerdan por igual a las tres fiestas y logran unir el toque artístico de la semana santa, la alegría de la Feria o el calor rociero, siendo esta parte la mejor de la colección, gracias especialmente a una buena elección de telas y de estampados que han sabido conjugarse con unos cortes que ya son habituales en los diseños de Sonibel.

El buen hacer en esta colección, que por momentos parece una versión mejorada y mejor concluida que otros diseños de la firma, tiene un pero: el nombre de la colección. Existe un gran problema en moda flamenca y es que a veces los nombres de las colecciones no son un buen reflejo de la misma. Aquí pasa eso: esta colección no es vintage. Es más, casi ningún traje de flamenca de firmas que dicen que son vintage son tal cosa. Vintage es coger un traje de tu madre, quitarle los encajes de bolillo y ponerselo a uno nuevo. Eso o reformar un traje del baúl de la Piquer, pero donde se dice vintage en moda flamenca, se debería decir retro. Esta colección de vintage tiene poco, ello no es ni bueno ni malo pero como hemos tratado de hacer ver en la crónica, el planteamiento del desfile en Simof, la forma de presentarlo, nos llevaba a una colección que nos recordaba que estamos en una época donde se entrecruzan tres fiestas y probablemente un nombre que lo simbolizara todo ello le haría ganar enteros al conjunto, además que habría sonado más original que el manido vintage.

En líneas generales: Sonibel viste a una flamenca que se mueve entre las 3 fiestas que marcan el calendario primaveral sevillano y los colores y formas que la identifican.

Destacamos: el uso de los encajes, los escotes y las telas estampadas. También la colaboración de Antonio Arcos y la firma Creación Alternativa que ha sido la encargada de poner los complementos en este desfile.

¿Qué me recomiendas?: el traje de flores estampados con fajín bajo el escote, el negro y mostaza con encajes o el verde también con lunares negros.