Algunas hermandades ya han llegado a Coria, otras empezarán su camino mañana mientras que más de una iniciará su camino hoy martes mientras estas líneas se escriben y leen. El Rocío 2013 echa a andar a pesar de que Almonte lleva todo el mes de Mayo de celebración con las 2 salidas de su patrona previas a su vuelta a la aldea y a la romería más importante de España. Serán unos días donde los volantes perderán vuelo, metros de tela y peso en favor de las batas, los dos piezas y, sobre todo, la comodidad. Como ya hicieramos con la Feria de Abril y con Jerez, aquí va nuestra selección de 20 trajes para ir al Rocío una fiesta que, por su propia naturaleza, permite distintos tipos de estilismos según el día o el momento de la misma:

 

Modelos de Rocío Martín, Carmen Jarén, Amparo Maciá y Rocío Peralta

Selección Rocío 2013: si este año hablamos de ir al Rocío, hay que empezar por la colección de Rocío Martín. La diseñadora jerezana presentó una propuesta enfocada especialmente a la romería (más que a la Feria) recuperando las batas rocieras y las combinaciones de dos piezas que rememoraban con mucho gusto y cuidado la romería que hicieron nuestros padres. Telas y colores muy bien elegidos en cortes que son genuinamente rocieros y que muchas deberían ver para aprender a hacer una colección rociera clásica de verdad. Carmen Jarén también cedió mucho protagonismo al Rocío en su última colección, tanto en colores como en cortes. La bata que aquí veis aúna diseño y comodidad, quitando los volantes de la media manga o llenando de detalles una falda que no lleva enaguas, aligerando bastante el peso del traje. Amparo Maciá miró por primera vez en su carrera al camino realizano una línea específica para el Rocío que, como dijimos en su momento, podía recordar al estilismo de las terratenientes latinoamericanas. Elegancia cómoda a la par que racial que da el color negro que se resuelve con un poncho a dos tejidos para el frío de la noche. Por último, de la colección de Rocío Peralta destacamos para la selección del camino este conjunto de chaquetilla, camisa y falda con mantoncillo a la cintura que nos recuerda a esos momentos de las paradas del camino en que la romería adquiere un matiz doméstico o en familia.

 

Modelos de Faly, Pepa Garrido, Margarita Freire y Nuevo Montecarlo

Salida de Hermandad: “De la Feria al Rocío” tal como reza su propio nombre de marca. Las colecciones de Faly intentan cuidar siempre las dos principales vertientes de la moda flamenca, siendo sus dos piezas una buena opción para el camino o para la “hacer la salida”: diseños con detalles, trajes con algo más de peso y camisas de manga corta por si hace mucha calor. Clásica y elegantes también son las batas de Pepa Garrido, que a simple vista pudieron parecer trajes de flamenca para Feria en el desfile pero que al verse detenidamente, como pasa con este modelo, vemos que está más cerca del patrón de una bata rociera. Las romerías también cobran protagonismo en las colecciones de Margarita Freire, diseñadora que ya en la de la Cabeza tiene una presencia destacable. Para las que prefieran el traje corto con ornamentos muy romeros (o cortijeros), recomendamos este dos piezas en azul y camel. Nuevo Montecarlo es, por su parte, de esas firmas cuyos trajes se pueden usar en ambas fiestas, contando con algunos modelos más ligeros de peso (o con menos metros de volantes) que pueden valer tanto para un día entero de feria como para romería.

 

Modelos de Rocío Martín, Patricia Bazarot, Ángeles Verano y Carmen Jarén

Camino: si quieres retroceder 40 años en el tiempo y reconciliarte con ese Rocío colorido, de grandes lunares y trajes con personalidad propia, la opción es Rocío Martín. Ni canastero, ni volantes ni nada así: esto es el Rocío y el golpe sobre la mesa que han dado desde Jerez este años es un aviso para todos aquellos que se han olvidado de lo que era vestirse para hacer el camino. Patricia Bazarot no ha sido tan ortodoxa pero sí otorgó a su colección un estilo rústico en estampados y diseños que la aproximaban a la romería sin llegar a ser clásica o excesivamente fashionista. Ángeles Verano aporta gitanería y racialidad a sus diseños que dejan ver los cuerpos enterizos a los que se superponen volantes con caídas y casi de retales. Carmen Jarén por su parte apuesta por la comodidad y la funcionalidad: la flamenca “arreglada” aparece pintada sobre una camiseta que se acompaña de una falda para hacer el camino con tejidos y prendas menos entallados o con menor cantidad de tela.

 

Modelos de José Luiz Zambonino, Lina, Juan Vara y Carmen Vega

Noche en la aldea: el llamado “Rocío Deluxe”, término acuñado a partir del particularísimo estilo que ha impuesto Vicky Martín Berrocal en sus desfiles a la hora de presentar looks para romería, ha tenido mucho eco posterior en varias colecciones y diseñadores. José Luis Zambonino es deudor en parte de esta corriente aunque debe conocer mejor los entresijos del camino porque su propuesta es más cómoda, como vemos en la camiseta y en el escaso vuelo de la falda, pero que se realza o se torna más elegante con los complementos. Lina también se aproximó a este estilo aunque en un concepto más minimalista o básico, empleando el crespón de un solo color en modelos muy livianos que también habrían valido para una feria de noche. Lo mismo ocurre con Juan Vara cuya propuesta baila entre el traje de fiesta largo y el de flamenca con volantes caidos, escote marcado, cuerpo entallado y falda abierta. Algo alejada de este concepto y mucho más flamenca es el modelo de Carmen Vega compuesto por falda canastera y escote asimetrico con detalles de flores que, a su vez, si emplea tejidos muy propios del traje de flamenca.

 

Modelos de Pol Núñez, Pilar Vera, El Ajolí y Sonibel

Presentación de Hermandades: el sábado y el domingo son los días en los que la gran mayoría de las romeras lucen sus mejores galas. De la amplia gama de colores que se verán en la aldea, el verde será uno de los protagonistas en medallas y lazos, pero también estará presente en trajes como este de Pol Núñez muy apto para las que quieran ir canasteras pero también ligeras. De Pilar Vera tomamos otra propuesta que vale tanto para feria como para ese momento en que ya no hay camino sino celebración en los alrededores de la Ermita. Lo mismo ocurre con el traje azul de Pepe Jimenez de “El Ajolí” que apuesta por un modelo para las que viven el Rocío de día y de noche o con el de Sonibel cuyo diseño de las mangas está pensado para sofocar el calor pero sin mostrar los brazos.