“Dos Mundos: Tradición/Evolución” es el nombre de un disco con que el cantante mexicano Alejandro Fernández homenajeaba la música popular (o tradicional) de su país, revisando algunos de sus clásicos a la vez que mostraba lo mejor del México actual en el aspecto musical.

La tradición y la evolución, dos caminos que se cruzan irremediablemente cuando miramos a nuestro pasado, a nuestras costumbres y a nuestras tradiciones. A veces con nostalgia, a veces con ganas de darle un soplo de aire fresco y renovarla. Aquello que nos da nuestra identidad puede que sea historia, pero siempre podemos mirar atrás y recrearnos en ella. Ese es hoy nuestro punto de partida: Lebrija hace décadas que trasladó su Feria a su actual recinto pero durante muchos años el centro del pueblo, lugar en el que hemos realizado este reportaje, era el protagonista de la Fiesta. Una celebración dedicada a su patrona que en los últimos años y pese a la crisis ha visto desfilar la creatividad de muchas diseñadoras. Algunas más consagradas, otras más nóveles, en la Feria de Lebrija convergen siempre esas dos líneas de la moda flamenca, una que apuesta por lo clásico, y otra más actual que no tiene reparos en transformar el traje de flamenca de siempre en una pieza más personal. Unimos así lo antiguo con lo nuevo: aquellos rincones donde antes había Feria ven ahora esos trajes que años tras años van renovando las imágenes de la fiesta que un día se vive para luego ser recuerdo.

Muchas vueltas a los volantes les dan las lebrijanas antes de colocárselos, siempre pensándose muy bien qué ponerse pues ese es “el traje que estrenaré este año“. Bien lo saben en Carmen Jarén y en La Giraldilla, las dos firmas de la localidad que aparecen en este reportaje. Desde comienzos del mes de julio hasta el próximo 10 de septiembre, los dos talleres entran en una vorágine de pruebas, consultas e intercambio de ideas que el verano permite alargar y madurar hasta llegar al traje final que se verá en el Real. Como adelanto a lo que se verá esos días, aquí os dejamos con una muestra de lo que Carmen Jarén y La Giraldilla proponen para esta Feria: trajes de toda la vida junto a otras composiciones más innovadoras en las que no faltan los buenos volantes o la falda canastera.

Dos diseñadoras, dos formas de ver la moda flamenca y una misma feria para lucir los trajes. Dentro de poco pisarán el albero, pero antes hemos querido recuperar aquellos rincones con historia, donde lo antiguo permanece ante el paso del tiempo y lo nuevo se va abriendo camino. La tradición frente a la evolución, lo que se va y lo que viene, lo nuevo que mañana será lo clásico.