Siete ediciones después, la gala 4 de Se Llama Copla se mantiene como una gala talismán para los retantes o una gala maldita para los concursantes: Paqui Torres, Almudena Domínguez, Carolina Barroso, Mariló Ruiz, Juan Antonio González, Mari Ángeles López y Macarena Sánchez (el año pasado además hubo doble expulsión) dijeron adiós al programa en su cuarta gala. Incluso Eva María Hierro cayó en la gala 4 en la segunda fase de la quinta edición. Un número clave para retantes que anoche se cobró su nueva víctima.

Tras las actuaciones de los concursantes llegaría el momento de conocer los resultados de la gala: Ismael Rodríguez se estrenó como favorito lo cual cambió la zona de peligro donde él estaba siendo los candidatos al reto Jesús Aguilera, Eugenia Sánchez y Amara Tempa que entraba por Ismael. Solo Amara cruzó la pasarela esta vez pues tanto Jesús como Eugenia se salvaron por el público. Junto a la malagueña cruzaron la pasarela Isabel Rico y María Jose Romero que, junto a Amara Tempa, quedaron de candidatas finales al reto. Quedaban así como candidatas las tres concursantes que menos habían sido votadas por el público en lo que llevamos de edición, siendo María José la que menos apoyos tiene pues ha sido candidata al reto en las 4 galas que llevamos de concurso. Suponemos que esto no pillaría de sorpresa a la retante, Sandra Acal, que tenía delante a tres candidatas que, por desgracia para ellas, son habituales en el reto. De ellas, la primera en salvarse fue María José gracias a Ismael. La siguiente en volver a los banquitos fue Isabel Rico que, por tercera vez arrastra a un compañero suyo a cantar el reto.

Le tocaría a Amara Tempa defender el reto frente a Sandra Acal. Con la historia de «Triniá» como testigo, la malagueña estuvo mucho más comedida y melódica que en sus actuaciones e incluso se vino arriba, mientras que la sevillana mostró su deje flamenco a modo de carta de presentación para entrar en el programa. A pesar de todo, un reto flojo que vino a cerrar una gala discreta. Para el resultado el jurado no dio vueltas: prefirieron a Sandra para poder ver qué nos podía mostrar mientras que Amara decía adiós tras tres semanas como concursante. Como decíamos al principio, alguien se va y alguien entra en la cuarta gala, esta vez ha sido Amara Tempa, una voz que merecía haberse quedado más tiempo en Se Llama Copla pero que no ha terminado de tener el apoyo del jurado. Como curiosidad, Amara ha sido expulsada tras cantar en el reto «Triniá», la misma copla que ella cantó como retante el año pasado ante Anabel Collado reto que, como sabéis, también perdió.