Eugenia Sánchez: elegante en el cantar y en el interpretar Eugenia, la concursante más encasillada de la edición, versionó con acierto el «A tu vera» de Concha Piquer, muy bien paseado y hecho al estilo que le está creando en el programa. Correcta (palabra que usaremos mucho en esta crónica), lo único que ha tenido la actuación que ha podido chirriar son los finales, en los que se ha notado que la forma que tiene Eugenia de hacer las subidas son distintas respecto a las que tiene esta canción. 8.

Ismael Rodríguez: no por estar ambientada en Granada le ha salido mejor «La rosa y el viento» a Ismael. Si tuviésemos que decir qué canción debería cantar para destacar, probablemente diríamos esta o una similar. Armoniosa y sin exceso de cante, Ismael se ha visto suelto y libre, no llegando a hacer una actuación que te levante del sofá pero si uno de sus números mejor elaborados y agradecidos de ver. 8.

Mary Vico: pueden haber buenas intenciones y trabajo detrás de una actuación, pero el resultado a veces es lo que más importa, y a Mary este no le acompaña. «La cinta de mi sombrero» ha sido una actuación irregular, con desafines y algunos momentos semitonados, muy poco agraciada y en la que tampoco se ha visto una actitud acorde con la canción. Teniendo buena presencia y una voz característica nos encantaría que a Mary le fuese mejor, pero de momento sus actuaciones no le hacen ningún favor. 6.

Mari Carmen González: la benjamina se crece con cada semana al mismo tiempo que su voz una evolución que ha pasado de una fuerza muy grande a una musicalidad muy interesante y que hace que sus actuaciones se vean más completas. En «Campanera» ha disfrutado e incluso ha aprovechado su juventud para crear una imagen completa para la actuación, alegre y casi infantil que podría recordar a Joselito pero que a su vez se ha visto compensado por la intensidad de los finales. En general, muy agradecida de ver. 9.

Sandra Acal: viendo el repertorio de la gala en general, Sandra tenía la oportunidad de romperse y dar la campanada en la gala para lograr una mejor posición dentro del grupo de concursantes. «La falsa monea» era una canción para lucirse, para tener mucho caracter y encenderse como lo hizo en su primera noche. El exceso de corrección no le ha beneficiado, ha estado lineal y exceptuando el final (muy bien hecho y personal), el resto ha estado falto de personalidad aún teniendo una voz, un físico y un estilismo que le ayudaban a construir un gran número. 7.

Sergio Díaz: uno de los problemas de actuar en medio de la gala es que el público no está tan pendiente como al principio ni como al final de la gala. «La luna enamorá» no es la mejor canción para cantar cuando hay menos gente atenta. Si a eso se le añade un factor sorpresa nulo por parte de Sergio o una corrección que raya la indiferencia la cosa no mejora. ¿Cantó bien Sergio? Si, ¿Lo hizo bien? También. Pero chispa, lo que se dice chispa, hubo poca. 7.

Lola Vega: siete años ha tardado en aparecer Luisa Mendez en el plató de Se Llama Copla más allá del hecho de ir como público. La veterana coplera, dedicada a ir con sus cámaras de concierto en festival, sorprendió a Lola Vega, aunque también podría haberlo hecho con Isabel Rico o Eugenia. Afortunadamente esta positiva sorpresa no influyó a una Lola que hizo una magistral versión de «Me valga la Magdalena«, muy personal y sentida en la que la segunda parte estuvo mejor hasta llevarnos a un hermosísimo final. No pudimos valorarla la semana pasada, pero por fin vemos a la gran Lola Vega en todo su esplendor. 10.

Raúl Aragón: tras protagonizar la que posiblemente sea la mejor entrevista de presentación de un concursante, en la que Eva estuvo sembrada con los dobles sentidos, Raúl debutó con «Trece de Mayo» y, solo con esta actuación, se ha colocado como el mejor de los hombres de esta temporada con el permiso de una Sergio Díaz que lleva dos semanas un poco lineal. De la novatada típica lo más que se puede decir es que ha estado algo trágico sin ser esta canción nada de eso. Buena voz, buena forma de cantar y de pasar por el escenario que puede dar muy buenas noches. 8.

Isabel Rico: una versión de «La gente» en Se Llama Copla en la que la banda y el concursantes no van a compás no sería una versión del tema de Marifé. Esta vez le ha tocado a Isabel Rico, que ha caído en esos fallos que han tenido otros concursantes, o en esas dificultades que supone cantar por seguiriyas mientras la banda te sigue. Eso si, la interpretación ha sido de 10 y, como le ha dicho Inma Jabato, su grandeza ha hecho que se olvide esa desunión entre ella y Josemi. 9.

Naomi Santos: curiosidades de la vida, el cierre de la gala lo dio Naomi con una actuación que resume bien las 10 actuaciones de la noche: corrección, linealidad, concursantes que se mueven con mecanicismo en el escenario, poca seguridad y a veces incluso vomitando la canción. En esta gala muy pocos se han creído lo que tenían que cantar o se han hecho suyo el tema y a Naomi se le ha visto así, cumpliendo un trámite y sin gracia alguna cantando a «La Virgen de la Macarena«, una canción a la que le podría haber sacado más y que, incluso, parece que cantó porque la tenía que cantar. Última actuación de una gala que, en conjunto, es bastante olvidable. 7.