Ismael Rodríguez. Hacer olvidar a Manuel Cribaño cantando el «Bule Bule«, tratar de convencer al jurado y no caer en la ordinariez. Triple reto para Ismael del que salió airoso y sin grandes problemas. No se dedicó a hacer gracia ni cayó en lo fácil de rozar la parodia, se mantuvo como un buen caballero coplero y regaló una actuación que fue una buena apertura de la noche. 8.

Sandra Acal. Lo tenía todo para hacer una gran actuación y se quedó lejos de serlo. Sandra debería haberlo petado con «Limosna de amores«, pero se quedó sin interpretar y sin cantar como debía. Finales alargados, expresión corporal que no coincide con la letra y un paseo al que le ha faltado tener algo de temperamento. Diríamos que el principal fallo ha sido que ella misma se ha gustado y se ha dejado engañar por el tema, yéndose arriba cuando no había lugar. Oportunidad perdida de una concursante que debe poner en orden sus ideas. 7.

Mari Carmen González. Valderrama, Farina y la Niña de Antequera son los cantaores en los que debe fijarse Mari Carmen. Pose estática, quejío e interpretación de una voz que no es flamenca pero sí aflamencada. Probablemente no sea una artista de conciertos multitudinarios ni de grandes escenarios, pero Mari Carmen se crece cuando se pone intimista o cuando está en distancias cortas. Así ha sido con «El emigrante» (acierto total el ponerle el comienzo a piano) en el que ha cantado, interpretado y transmitido bien la idea de esta obra de Valderrama. 9.

Carmen Ramos. Cuando la semana pasada ganó el reto lo hizo principalmente porque Mary Vico apenas había arrancado en el programa, el jurado la dejó pasar para ver que tenía. Pues bien, parece que Carmen tiene algo de artista en sí misma. Dotada de buena telegenia y de presencia escénica, su  «Échale guindas al pavo» han dejado muy buen sabor de boca, con una interpretación muy currada y elaborada y un cante que ha seguido siendo algo secundario, pero que se ha visto bien en el conjunto. Buen comienzo que, sin duda, deja con ganas de más. 8.

Sergio Díaz. Única copla compuesta en el siglo XXI que se ha cantado dentro del concurso, «La copla de Isabel«, es un tema que parecía hecho para la voz de Sergio cuando realmente lo fue para Diego Benjumea. Afectado tal vez por la entrevista, el loreño salió algo cabreado a cantar, mostrándose muy enérgico y no terminando de aprovechar un tema que le beneficiaba claramente. Entre descontrol de si mismo (cuando se sale a cantar se debe olvidar todo y eso no ha podido ser) y que los estribillos tienen un puente que despistan, se podría decir que Sergio no ha tenido la noche cuando debería haber estado de 10. 8.

Lola Vega. Ejemplo de como unos arreglos muy lentos pueden afectar a la artista, el «Cariá la Sanluqueña» de Lola debería haber sido una gran noche para la trebujenera, y en cuanto a voz e interpretación ha sido excelente, estando mejor que nunca y contagiando ese coplerío innato que lleva este tema de Gracia Montes. Solo un poco más de dinamismo por parte de los músicos se habría agradecido. 10.

Naomi Santos. Protegida por un jurado que le ha regalado la oreja desde el primer minuto, Naomi si es un ejemplo de concursante que saca adelante con acierto sus actuaciones, aunque haya semanas en las que a lo mejor se espera más de ella. Esta noche, en «Los Churumbeles» ha estado muy artista, con le ha bastado para que le salga bien. Vocalmente no ha estado ni peor ni mejor que otras semanas, ha estado a su nivel e incluso le ha sacado partido a una canción que podría parecer menor pero que, en su voz y perfil, se veían muy agradecidas. 8.

Isabel Rico. La lección de estilismo de la noche la cogemos del look de Isabel Rico. ¿Quién ha pensado que lo mejor para cantar «Romance de la Reina Mercedes» era ponerle un corsé cuyo escote desafiaba las leyes de la gravedad (ver)? Detalle poco decoroso para un romance tan clásico y señorial en el que Isabel tuvo una interpretación de diez, tal vez demasiado dramática desde el primer estribillo, y en el que su voz, siguiendo la estela de la semana pasada, parece verse muy beneficiada en canciones claramente piquerianas. 10.

Eugenia Sánchez. Hay coplas que, si se cantasen mal, sería motivo de expulsión y eso pasa con «La niña de Puerta Oscura«. Es una de las coplas más hermosas (¡Qué gran noche y qué repertorio!) y de las que mejor les queda a quien la cante. Eugenia ha sido esta noche elegancia, interpretación, saber estar coplero y una gran voz que nos ha cantado perfectamente la historia de la Lola y Manuel Centeno. Una de las mejores noches de la cordobesa que, por cierto, se ha visto más completa gracias al estilismo. 10.

Raúl Aragón. Cierre de actuaciones en la gala y buen resumen de lo que ha sido el repertorio de la noche. Buenas coplas y muy bien elegidas para los concursantes, todos estaban en su salsa, y Raúl estuvo muy inspirado con «Chiclanera«, cantando muy melódico, sin muchas florituras y dejándose llevar por una banda que tuvo en esta su mejor intervención de la noche. Todo estaba a favor del concursante y él lo supo aprovechar volviendo a la senda de la que no debió salirse. 9.