Un año más es Nochebuena y mañana sí será Navidad aunque llevemos tres meses viéndola venir. Después vendrán el Año Nuevo, Reyes y, para qué ocultarlo, ese 7 de enero que tanto nos gusta en Andalucía a muchos. Pero antes de eso nos toca disfrutar de las fiestas en su fecha correcta. Ni antes ni después aquí viene un año más nuestro carrusel de villancicos flamencos con el que os deseamos…

¡Feliz Navidad y un próspero 2014!

Empezamos el repaso con uno de los mejores recitales de villancicos que hemos vivido en los últimos años. Un lugar único, la Catedral de Sevilla, una exquisita sensibilidad y una de las mejores voces que tenemos actualmente. El concierto de Manuel Lombo en la Seo Hispalense es una joya audiovisual que, como si fuese “Qué bello es vivir” debe revisitarse cada año.

Menos solemne y con muchas más ganas de celebración, de Isabel Pantoja traemos este popurrí de villancicos a los que solo les falta una candela bien encendida y un marco (o ambiente) que solo se encuentra una noche de Navidad en la aldea del Rocío.

Rocío Jurado y la Macanita al cante, Moraíto Chico a la guitarra o José Mercé al toque. Impresionante cuadro flamenco que ahora mismo sería imposible de repetir en la “resurrección” que están viviendo las Zambombas y que nos traen lo mejor de Jerez y Chipiona. Siete minutos que son flamenco puro y que emocionan de todo el arte que se reune en un mismo escenario.

Nos quedamos en Jerez con dos clásicos de las Navidades: la voz de María José Santiago y su villancico “Su carita divina” tema que, por cierto, es suyo aunque tradicionalmente se atribuye a Raya Real.

A compás por bulerías, Camarón pone el cante y Paco de Lucía y Ramón de Algeciras las guitarras para cantar “Un rayo de sol” pieza que, aún siendo una grabación, nos recuerda a lo mejor de las Zambombas.

Procedente también de un especial televisivo, María del Monte canta uno de los estribillos más repetidos en Navidad: “vámonos pa’el Rocío que es Nochebuena…“.

No pasamos por alto “Los campanilleros”, la legendaria pieza de La Niña de la Puebla que ha servido de inspiración para muchos villancicos y que, por mucho que pasen los años, resiste al paso del tiempo como uno de los protagonistas musicales de la Navidad más flamenca.

Finalizamos nuestro carrusel de villancicos flamencos con el preferido del que esto escribe: “Si para vení a Belén” en la voz de la Macanita. Y es que si juntamos Navidad, Villancico y Flamenco, solo hay una respuesta: Jerez.