María José Romero. Profesional y muy resuelta desde el punto de vista coplero, María José fue expulsada más por las veces que fue candidata al reto que por falta de méritos para ser concursante, era buena concursante, sin más, de esas que aportan coplerío a la gala. Su «María Magadalena» ha tenido mucho de eso, ha estado bien cantado e incluso le ha metido algo de gracia recordando el estilo de Estrellita Castro, pero con un deje algo alfamencado. En el apartado más técnico, ha habido momentos en que ella ha ido rápida y la banda algo más lenta.

Jesús Aguilera. Como ya le pasase en su paso por el programa, a Jesús le ha podido el estar en el plató de Se Llama Copla y se ha venido arriba, o se ha dejado llevar por la euforia y ha cantado «Niña Caracola» con mucha alegría, con muchas ganas, pero no ha terminado de pulir aquello donde fallaba: ha vuelto a desafinar, no ha controlado la canción y da la sensación de que hemos estado viendo a una persona alegre y sonriente más que a un cantante en el escenario.

Mary Vico. Dificil papeleta la de la concursante de Granada, que trataba de recuperar su banquito con «Romance de la Otra», un toro de Miura que muy pocas saben lidiar y que le ha vuelto a quedar grande. Como le ha dicho Pive, Mary tiene una bonita voz, pero no termina de ser acorde con la copla, su musicalidad se aproxima más a la balada convencional o a otros géneros con un tempor diferente a la copla. Nadie elige con que copla se va del programa, pero el sistema para asignar las coplas de la repesca, no le hizo ningún favor.

Amara Tempa. Cuando se hace una repesca hay que ver quién «ha hecho los deberes», quién vuelve para quedarse o quién vuelve para cantar por última vez. Amara ha vuelto con los deberes hechos y con ganas de volver. La malagueña ha hecho una actuación de «Percheles» con una coreografía cuidada al milimetro, un cante repartido entre subidas y media voz muy bien controladas y un final que ha quedado algo deslucido pero que no representa una actuación muy bien llevada y en la que Amara se ha lucido mucho más que en su primera vez con este pasodoble.

María González. Se podría decir que María también es de las que ha trabajado: soltura y tablas ha ganado, la voz suena menos tensa y se la ve más resuelta. El único problema que se le puede decir es que el tienen casi todas las que cantan «La lirio«: que se recrean más en la voz que en contar una historia en la que hay que meterse y llevarla al público como un narrador/comediante, no como actor de la misma. Musicalmente ha estado muy bien, pero le ha faltado haber sido más vendedora de coplas.

Antonio Poceiro. Con más ímpetu, con más carácter y decisión, Antonio volvió para cantar «Noches Bonitas de España«, un pasodoble que a este cantante no le termina de favorecer, ya que él parece dejarse llevar por su voz y no abusa de sus altos, más bien aprovecha su musicalidad. Lo curioso, es que en este tema conviene «apretar» y Antonio lo ha hecho, pero le ha faltado gas y, desgraciadamente, el rodaje que sus compañeros llevaban no ha jugado a su favor. Su problema, además del tema, es que no le hemos visto cantar otra cosa.

Carmen Ramos. No es porque haya sido la última en salir del programa ni tampoco porque repita una canción que cantó hace dos semanas, pero Carmen esta noche no tendría que ser una de las «expulsadas», ya que no merecía haber salido. Si cuando cantó «Caramelitos de menta» por primera vez se le atravesó la canción, ahora la ha superado con creces y ha demostrado una vez más lo que hemos visto en ella: es una concursante que merece su banquito. El tramite lo ha cumplido con creces, lo único que desluce su actuación es que da la sensación que la repesca la gana ella si o sí.

Resultados:

Las tres concursantes con más puntos por el jurado continuaban adelante, estas fueron Carmen Ramos (39 puntos), María José Romero (36) y Amara Tempa (34). El cuarto ex-concursante que seguiría optando a recuperar el banquito fue Jesús Aguilera, elegido esta vez por sus compañeros.

Estos cuatro concursantes tendrían que retarse con 3 coplas. El primero fue entre Carmen (elegía rival al ser la mejor valorada del jurado) y Jesús. Cantaron «Francisco Alegre», obteniendo Carmen la unanimidad del jurado, si bien Jesús estuvo mucho mejor que en su actuación e incluso afinó la media copla que le correspondía cantar. El segundo reto entre María José y Amara fue «Rocío», donde vimos un reto igualado, con Amara interpretando muy bien y María José cantando correctamente, ganando esta última el segundo reto.

El resultado final de la gala fue un tercer reto entre Carmen Ramos y María José cantando «Dime que me quieres», con la diferencia de que abrieron los teléfonos para que el público escoja. La concursante que recupera el banquito se conocerá la semana que viene ya que la gala finalizó con estas dos ex-concursantes pendientes de la decisión de la audiencia, la cual tendrá 7 días para decidir.

¿Quién debe volver? Carmen Ramos no merecía salir ni ahora, ni hace dos semanas y María José fue siempre candidata al reto por la audiencia las 5 semanas que fue concursante. Nos inclinaríamos a pensar que a lo mejor la primera tendría más posibilidades de permanecer en el concurso.