Se Llama Copla ha conseguido por fin aquello que llevaba varias semanas dejando caer: echar a Lola Vega. Desde el minuto uno se veía que la trebujenera no gustaba allí: se le buscaban fallos, se le ponían peros a sus actuaciones y cuando no era una cosa, era la otra, se llegó incluso a cuestionar que ella fuese coplera o que tuviese conocimientos del género (¿?)… Hasta que hoy por fin la han expulsado. No le resto méritos a la retante (Joana Santos), pero cualquiera que entienda y sepa de copla sabrá lo gran artista que es Lola y lo tremendamente coartada que ha estado en el programa, sin cantar muchas veces como ella realmente sabe.

Asi que nada, sin Lola para mi personalmente esta edición no tiene más interés. ¿Esto es algo subjetivo? Totalmente, pero también creo que el historial de premios de Lola hablan por ella. Ahora solo deseo que Isabel Rico gane esta séptima edición y triunfe la copla de verdad.

No esperen crónica de esta gala ni de la siguiente. Les invito a que sigan viendo el programa, a que escriban por twitter y que disfruten con las actuaciones, pero el cansancio a uno se le acumula y por más preparado que se esté para «esto», nunca se te termina de hacer el cuerpo al cúmulo de sensaciones que se dan en este programa.