El Ajolí We Love Flamenco 2014 (1)

¿Sabéis? El traje de flamenca no es una pieza que a partir de un cuerpo se transforme cambiando volantes, colores y detalles. El traje de flamenca hay que quererlo, hay que entenderlo y amarlo y saber realmente por qué un día se empezó a aplicar el diseño a la moda flamenca. El Ajolí lleva más de 30 años dedicados a recrear moda flamenca y a quererla. Tal vez por eso sus colecciones consiguen todos los años dar una lección de volantes sin tener que recurrir a florituras o experimentos innecesarios.

Pepe Jiménez no inventa la rueda pero si estudia como hacer para que cada año parezca renovada. En “Todas mis flamencas” encontramos un más difícil que solo él sabría resolver: solo El Ajolí podría coger semejante selección de estampados florales (que en determinados casos rozan lo hortera) y consigue mezclarlos con tanta maestría que es casi imposible que los trajes no te gusten. Es lo que tiene la experiencia: algo que en un muestrario no te entra por los ojos aquí se te antoja y mucho. El estampado floral es el protagonista de una colección colorida, con pocos trajes de un solo color, patrones que no dejan fuera casi ningún tipo de volante, escote o manga (ojo a las húngaras) o unos mantoncillos que en algunos looks reclaman un mayor protagonismo. Variedad de opciones para elegir donde cuesta decidirse por un estilo u otro y en el que una vez más, gracias a la gestión de color y tejido, se distingue qué flamenca es la de feria de día, la que prefiere la feria de noche, cuál va al Rocío o cuál prefiere pasar más desapercibida. No es ninguna novedad que por medio del uso de negros o de empolvados el diseñador nos guíe por la colección, pero no deja de ser meritorio que año tras año una firma se reinvente aplicando su personalidad a las tendencias de cada temporada y, lo que es mejor, lo presente en un desfile que no se resiente en ningún momento.

Ir a un desfile de El Ajolí es ir a aprender. Sus colecciones, ceñidas a un estilo ya reconocible, son de las pocas de firmas comerciales que siempre aportan cosas nuevas e introducen ideas sin llegar a ser rupturistas. Y señores, en moda flamenca hay que aprender de los grandes cuando estos se comportan como tal.

En líneas generales: Pepe Jiménez llena a sus flamencas de estampados, les pone unos mantoncillos de grandes flecos, juega con toda clase de patrones y ofrece una flamenca que o tira para los empolvados u opta por el negro combinado con otros colores.

Destacamos: aunque sea repetitivo, coger estampados poco agraciados y llevarlos a trajes que te acaban encantando.

¿Qué me recomiendas?: el canastero estampado que tenéis en primer lugar es un look perfecto para cogerlo tal cual e irse a la Feria. Si quieres ir cómoda, te gusta el rojo y no te resistes a unas buenas mangas húngaras, el traje en este color también te lo recomendamos. Para las que pensáis en el Rocío nos quedamos con el celeste estampado y rosa de lunares.

El Ajolí We Love Flamenco 2014 (32)
El Ajolí We Love Flamenco 2014 (7)
El Ajolí We Love Flamenco 2014 (19)