Coplas de Pasión Sevilla (3)La Banda de Música de las Cigarreras empieza a tocar la marcha “Costalero“, esa pieza que poco a poco nos va introduciendo en el calor primaveral de la Semana Santa. Un menos a más que estalla cuando llega el Domingo de Ramos. Nazaret Compaz y Miguel Ángel Palma ponen voz a la particular penitencia de quien va bajo la trabajadera. Se abre así “Coplas de Pasión, Muerte y Resurrección“, una forma de homenajear como las marchas de Semana Santa han sido el primer acercamiento que muchos hemos tenido a la música en directo, a esos acordes que van tras los Pasos. Instrumentación y voz como la de Nazaret Compaz en “A ti Manué“, marcha que todos las mañanas del Viernes Santo suena en los Gitanos y que anoche la artista ceutí cantó al Señor de la Salud. Siguiendo con la Madrugá, que este año celebra el 50 aniversario de la Coronación de la Macarena, Miguel Ángel Palma canta “Esperanza y Macarena“, marcha que Quintero, León y Quiroga compusieron para Juanita Reina con motivo de la coronación.

Coplas de Pasión Sevilla (4)

Para la posteridad (y espero que Luisa Méndez lo hubiese podido grabar) fue lo que vino después: Las Cigarreras puso la música de “Caridad del Guadalquivir” y Nazaret Compaz la voz a la letra de Paco Lola. Vestida de azul baratillero (imagen superior) con una delicadeza y sensibilidad exquisita y una banda que sonaba de maravilla, la ceutí dignificó una marcha que tendrá el lastre eterno de ser una adaptación de una rumba. Muchos podrán decir lo de siempre, pero Nazaret ha hecho un gran trabajo como intérprete. La primera parte del espectáculo se cerraría con “Pasan los campanilleros” cantada a dúo por los dos artistas acompañados por última vez por Las Cigarreras, una unión que ha sido bastante fructífera y que nos ha regalado momentos para no olvidar.

Coplas de Pasión Sevilla (5)

Tras un descanso para el cambio de bandas, y ya con la orquesta de Fran Rivero en el escenario, Pive Amador comenzó un viaje por las Coplas que toman elementos de las Cofradías o de la Semana Santa para crear letras y canciones. Es el caso del “Romance de Zamarrilla“, con el que Miguel Ángel Palma cantó la saeta a la Virgen de la Amargura de Málaga. Una prueba que superó con creces y que vino a confirmar el gran artista en que se está convirtiendo. La Nazaret Compaz más coplera cantaría también la saeta a la Macarena que se incluye en “Lola la Cantaora“, una copla semidesconocida pero que se utiliza mucho en los concursos y certámenes. Entre tanta intensidad y dramatismo, hubo también tiempo para el costumbrismo y los aires más folclóricos de “María Magdalena” en la voz de Miguel Ángel o “La Virgen de la Macarena” por Nazaret.

Coplas de Pasión Sevilla (2)

La recta final comenzaría con un emotivo dúo de los dos artistas versionando “Algo se me fue contigo” de Rocío Jurado. Una de las letras más emotivas de la más grande que nos llevarían a vivir un espectáculo de Pasión más allá de lo cofrade. El siguiente en actuar fue un Miguel Ángel Palma que hizo una magistral versión de “Ni un padre nuestro“: sentida, intensa y espectacular. Esta actuación hizo que el granadino se doctorase como artista y demostrase que ya está a otro nivel. Nazaret continuaría el in crescendo de este final con “Que me perdone Dios” de Marifé de Triana. Junto a la anterior, estas dos actuaciones mostraron un espectáculo alejado de lo normal en copla: nada de griteríos ni de ordinarieces. Nazaret y Miguel Ángel tienen algo muy valioso a la hora de enfrentarse a la canción española. Se llama tener gusto.

Pero como estábamos con Coplas de Pasión, Muerte y Resurrección, el último pase de ambos sería con “Ya viene la procesión” por Miguel Ángel y “La Saeta” de una Nazaret que parecía el verdadero final, pero para eso ya estaría “Como las alas al viento” en el que los dos volvieron a compartir escenario y canción.

Finalizó así un espectáculo bien planteado sobre el maridaje de la Copla y la Semana Santa (que diría Pive Amador) que también sirvió para ver la madurez artística de dos grandes intérpretes, que se salen de lo habitual de las voces de Se Llama Copla y ofrecen recitales muy conseguidos sin necesidad de gritar. Miguel Ángel ha crecido muchísimo como artista y Nazaret está en estado de gracia. A ello se unió un repertorio en el que la dirección de Fran Rivero ha mostrado sensibilidad y respeto en algo tan delicado como es convertir las marchas de Semana Santa en piezas de musical.

Y lo mejor: salías de allí con más ganas si cabe de Domingo de Ramos. Ya queda menos.

Coplas de Pasión Sevilla (1)