LOLA FLORES-r1colorULEAD-2RCOLOR Ha llegado un nuevo Viernes de Dolores. Se ha hecho de rogar pero se puede decir que la Semana Santa ya está aquí. Y parece que con buen tiempo y unos pronósticos que auguran (a esta hora) una situación diferente a los últimos tres años, algo que todos los cofrades esperamos ver.

Para el día de hoy, en vez de vídeos de Semana Santa o de marchas, hemos decidido hacer una peculiar selección. Al ser el santo de todas las Dolores o Lolas nos hemos acordado que este nombre es el más habitual en las Coplas. De hecho, si la canción española tuviera nombre de mujer, sería Lola sin lugar a dudas. Cantaora, artista, desdichada, salerosa, petenera, niña o piconera, La Lola es la mujer de la Copla y como muestra estas diez canciones cantadas por 10 grandes artistas en las que aparece, de alguna manera u otra, Dolores o Lola:

Torbellino de Colores por Lola Flores. Empezamos, como no, con la Eterna Faraona, que además de llamarse así lo reivindicaba y lo cantaba a los cuatro vientos, incluso en sus últimos años, en los que el torbellino de colores y el temperamento aún seguían junto a ella.

Lola La Cantaora por Nazaret Compaz. Escrita por una casi desconocida Lola Montes y muy conocida en los concursos de Copla, Lola la Cantaora es una copla que se ha recuperado para el espectáculo de Coplas de Pasión, Muerte y Resurrección en la voz de Nazaret Compaz, artista que hoy (11 de Abril) cumple años. ¡Felicidades!

Una Cantaora por Rocío Jurado. Probablemente la Lola que todas las copleras han querido interpretar, esa Lola que se va a los Puertos, que lo deja todo y se queda con sus canciones, regalándonos a cambio una de las mejores letras de la historia de la Copla.

No me llames Dolores por Concha Piquer. Hay Lolas que prefieren no acordarse de donde procede realmente su nombre. Aunque hoy en día se puede poner en el DNI que te llamas Lola, antes (y hoy también) el nombre oficial era Dolores. Las hay que prefieren ser Lolas y otras que llevan el llamarse Dolores como un orgullo.

Lola La Piconera por Juanita Reina. Sin duda, la Lola de la Copla. Juanita Reina puso voz y cara a las dos Lolas más míticas en el cine, pero es la Piconera la que todos recordamos y cantamos a coro con más asiduidad.

Mi Niña Lola por Laura Gallego. Olvidada por muchos, rescatada por Buika e inolvidable en la voz de Laura. La gaditana ganó la segunda edición de Se Llama Copla la noche antes del Domingo de Ramos de 2009. Una noche emocionante en la que cantó esta preciosa canción de Pepe Pinto que reafirman a la “la Lola” como la mujer (y niña) de la Copla.

Dolores La Petenera por Marifé de Triana. “No llamarme Petenera, que ese mote es mi castigo, ese nombre es la bandera que está acabando conmigo […] No llamarme Petenera que yo me llamo Dolores, Dolores“. El caso contrario a “No me llames Dolores”, esta canción que Marifé y Concha Piquer cantaban con arreglos de copla, también tiene una versión con arreglos de seguiriyas por peteneras de Gracia de Triana.

Limosna de Amores por Álvaro Vizcaíno. Cofrade, cordobés, cantaor e imaginero. Álvaro Vizcaíno cantó en la final de la cuarta edición de Se Llama Copla “Limosna de Amores”. Fue, como en el caso de Laura, la noche del Sábado de Pasión de 2011, esa noche en la que todos los cofrades estamos pensando en el día siguiente. Pero antes de que llegase, Álvaro intentó ganar con la que, personalmente, es una de las mejores letras de la Historia de la Copla.

La Niña de Puerta Oscura por Carlos Cano. Escenario de muchísimas coplas, Málaga y la Lola se encuentran en Puerta Oscura en una de las canciones que todos los copleros nos sabemos ya casi a la perfección. La historia de Manuel Centeno, la Lola y el limonar en la voz de una de los grandes de la copla contemporánea.

Dolores la Golondrina por Isabel Pantoja. Cerramos nuestra selección de coplas dedicadas a las Lolas o Dolores con la personal versión de Isabel Pantoja de otra de esas letras inmortales difíciles de olvidar y que incluyen versos para la posteridad… “De que me vale quererte tanto, si ya serrano, no estás conmigo; igual me acuesto que me levanto,  pues estos celos son mi castigo. Martillo, clavo y puñales no tienen comparación, con estas ducas mortales, que muerden mi corazón

 

Y tú, ¿Con cual de estas Lolas o Dolores te quedas?