Duquesa de Alba Homenaje (7)

Cayetana de Alba es y será uno de los iconos de la cultura ccontemporáneaespañola. Pocas personas como ella lograron una personalidad tan ecléctica y tan abierta de mente que la hicieron musa de lo tradicional y de lo postmoderno, de lo clásico y de la vanguardia, de lo que para algunos era de pijos, para otros era una hippy. Cayetana, por derecho propio, es una musa de la sociedad que vive en las redes sociales, que busca en la hemeroteca toda clase de imágenes para ver, compartir, retocar u homenajear sea como sea. A ella nunca le molestó y la hemos visto en toda clase de publicaciones, con todo tipo de atuendos y toreando con gentes de toda clase y por eso hemos hecho una selección de quince imágenes (la primera, la que encabeza este post) que no es el mejor resumen de su vida, pero si son fotografías o detalles de su vida por la que muchos la recordarán:

Duquesa de Alba Homenaje (12)

Empezamos con la que es sin duda uno de los grandes hitos de la fotografía: el peinado de Naty Abascal, la pose de la Condesa de Romanones o la sencillez de Cayetana han hecho que muy pocos se hayan resistido a recordar/compartir en redes sociales este verdadero retrato a medio camino entre lo solemne, lo kitsch y lo petardo bien entendido. Sale acompañada pero sin duda es una de LAS fotos de la Duquesa.

Duquesa de Alba Homenaje (13)

Otro de sus grandes retratos que reflejaba su personalidad: aristócrata pero con personalidad y ganas de hacer las cosas a su manera.

Duquesa de Alba Homenaje (4)

En los toros, de mantilla y con la compañía de una Jackie Kennedy que fue su mano derecha en sus visitas a Sevilla por primavera, papel que también desempeñó cuando Gracia de Monaco vino a la Feria.

Duquesa de Alba Homenaje (9)

Y si hablamos de mantilla, no podemos olvidar esta fotografía, una de las más hermosas y que también forman parte del album oficial que la prensa tendrá sobre ella.

Duquesa de Alba Homenaje (14)

Como vemos al inicio de esta entrada, su gran devoción fue la Hermandad de los Gitanos, aunque también fue Camarera de honor de la Esperanza Macarena (al igual que Juanita Reina) y hermana del Gran Poder y de Monte Sion.

Duquesa de Alba Homenaje (6)

Desde siempre dijo que «la más moderna siempre he sido yo». Nadie le dijo nunca como tenía que comportarse ni como vestir, de ahí el aire moderno, multicultural e incluso hippye que muchas veces le hemos visto. ¿O no es esta imagen de hace más de 40 años lo bastante moderna para este 2014?

Duquesa de Alba Homenaje (15)

Su modernidad y su identificarse con el pueblo llano le valieron comparaciones con una de sus antecesoras en el cargo, con la Duquesa de Alba de Goya y precursora del majismo con la que además compartía nombre además de título (entre otros paralelismos).

Duquesa de Alba Homenaje (2)

Ya en sus últimos años acostumbraba a dar titulares e imágenes para una sociedad que la subió a los altares de icono de redes sociales. Ella tuvo parte de culpa por sus propios actos, como el de ponerse a bailar en la misma puerta del Palacio de Dueñas tras casarse con Alfonso Diez.

Duquesa de Alba Homenaje (10)

Alfonso fue su tercer marido y su gran compañía en los últimos años, pero no podemos olvidar su amistad y su unión con Carmen Tello, amiga y compañera de tardes de Feria de Abril y Toros en la Maestranza de Sevilla. Y, como no, vestida de flamenca: pocas veces se la vio en Feria sin lucir volantes.

Duquesa de Alba Homenaje (5)

De los muchos memes y montajes que hemos visto de ella en internet puede que este sea uno de los más repetidos. A su personalidad se sumaba una serie de títulos que daban para toda clase de chistes, aunque este (uno de los más famosos) tiene fácil solución: Cayetana, al carecer de título de Reina, debería hacer la reverencia a Isabel II.

Duquesa de Alba Homenaje Garlochi

Icono pop, moderno, kistch, barroco, hippye… De todo y para todos e incluso con su toque pop art. La gran duda es saber qué habría pasado si el mismísimo Andy Warhol la hubiese llegado a conocer. A falta de retrato pop, bueno es el que vemos en el Bar Garlochí de Sevilla.

Duquesa de Alba Homenaje (11)

Y si su vida está directamente vinculada a Sevilla, no podemos olvidar sus veranos en Ibiza o en la costa española, en la que ella, tuviese la edad que tuviese, no renunciaba a los bikinis, a los estampados, a las sandalias (o manoletinas) y a las piezas de mercadillo. Y ojo: muchos se reirían de ella, pero hay que tener valor y personalidad para ir a la playa así sabiendo que tienes 100 cámaras detrás.

Duquesa de Alba Homenaje (8)

Imagen pura de la sevillanía, una de las pocas veces en la que ella misma tuvo un papel secundario fue en la boda de su hija Eugenia y no precisamente por ella: Carmen Ordoñez, otra de las grandes de la Sevilla actual, se llevó la atención de los focos con su traje de madrina en azul klein. Cayetana, por su parte, optó por un estilismo más discreto y que no llamase tanto la atención.

Duquesa de Alba Homenaje

Y para cerrar este post la recordarmos en una imagen que condensa lo que ha sido su vida: una mujer de rostro sereno pero de mirada que esconde una personalidad fascinante, amante de Sevilla y de sus tradiciones, aristócrata, moderna, rebelde a ratos pero, sobre todo, icónica ante las miles de cámaras para las que posó.

Se va Cayetana y ahora nace el mito, aunque su legado ya se forjó en vida como hemos visto en este post.