La próxima semana, antes de coger vacaciones por Navidad, tendremos bastante movimiento en lo que a organización de las dos principales pasarelas de flamenca se refiere. Los nuevos trajes empiezan a colgar de percheros, los diseñadores ponen en orden sus ideas de cara al planteamiento de los desfiles y las horas parecen cada vez más escasas. Por ello, hoy vamos a hablar de posibles tendencias para la moda flamenca de 2015.

Antes de continuar con el post hemos de aclarar que cuando hablamos de tendencias, lo hacemos pensando en las firmas que optan por una flamenca más comercial, ya que siempre habría que dejar fuera algunos nombres que, por regla general, suele ser quienes ofrezcan esas notas diferentes de estilo en sus colecciones. Aún así, siempre habrá una tendencia general que se imponga, una flamenca prototipo que será la que vaya a la Feria en 2015 y hoy, con estas cinco ideas, lanzamos nuestra apuesta para la temporada que está a punto de comenzar:

D&G 04 Lunares (6)

Dolce&Gabbana

1. Rojo, negro, blanco: la Sagrada Trinidad de los colores flamencos está llamada a protagonizar más de una colección. Motivos no faltan: hemos visto como los tres colores se han combinado entre sí, con lunares o sin ellos, en toda clase de colecciones siendo especialmente paradigmático el caso de Dolce&Gabbana. Blanco o rojo con lunares negros vamos a ver seguro y creemos que la esencia gitana se va a dejar caer en más de una colección. A nivel individual nos atreveríamos a predecir una recuperación del verde como color tendencia ya que su presencia en los últimos años ha sido escasa y, por lo que parece, no serán pocas las firmas que lo recuperen.

2. Aprovechando esta misma imagen de Dolce&Gabbana, no perdáis de vista el cuello a la caja o la manga larga sin volantes. Más que por este vestido, diríamos que va a ser una traslación de dos tendencias en moda nupcial o de fiesta que han impuesto firmas andaluzas como Panambi o Roberto Diz llevados hasta la flamenca.

rocio olmedo we love flamenco claveles

Diseños de Rocío Olmedo

3. Claveles: hemos tenido estilismos a lo Frida Kahlo, ramilletes o diademas a lo Lana del Rey y flores en tamaño XXL que casi abarcaba la cabeza de la flamenca de turno. Puede que este 2015 sea un año de claveles rojos, de ramilletes (incluso pompones) hechos con flores naturales, de rodear el moño bajo con flores o de menos experimentaciones o exotismo en el complemento estrella de la flamenca. Eso sí, las hortensias a buen seguro seguirán yendo a la Feria.

Sonibel SIMOF 2014

Diseño de Sonibel

4. Toros: la tendencia taurina siempre está ahí y no hay año que no sea el hilo conductor de una colección (como hizo Sonibel este mismo año). Nos aventuraríamos a decir que, después de varios años en que aplicaciones doradas o de azabache han aparecido en algunas colecciones, ahora podría ser el momento en que las toreritas o los volantes de capa vivan un buen año.

Manuela Macías We Love Flamenco 2014 (2)

Diseño de Manuela Macías

5. Lunares: de todos los tamaños y de todos los colores aunque puede que sean las tramas más pequeñas las que triunfen. Después de un año de flores estampadas, de muchos trajes en tejidos lisos o del uso del liberty, ¿Volverán este año los lunares? Apostaríamos a que sí. Además, como dejamos caer por todo el post, la esencia más flamenca o setentera apunta a ser una de las claves de 2015.

Lina SIMOF 2014 (4)

Diseño de Lina

(+1) Neja vs. Canastero: para cerrar este post de tendencias, os voy a contar una experiencia curiosa que viví hace poco. Estando en una tienda de flamenca, una señora preguntó dos veces: “¿Este traje es canastero?”. El primero era de tres volantes al hilo, el segundo era una neja enteriza con dos volantes en la parte inferior. También he escuchado (o leído en comentarios) cosas como “a mi solo me gustan canasteros“. Hay tal obsesión con los canasteros que hoy día todo lo que no sean volantes de capa o que lleven un vivo o una tanza que le dé forma ondulada, se considera canastero. Las batas, las faldas de volantitos, las nejas enterizas con algún volante o todo aquello que tenga forma de campana sin que sobresalgan mucho los volantes, resulta que es canastero. Pero que nadie vea liebre donde hay gato: los cuerpos con falda cortada a la cintura o la neja enteriza ya vienen apareciendo y van sustituyendo poco a poco entre los trajes de flamencas canasteras. Y puede que con todo el gitaneo que se nos avecina, este año se impongan como tendencia.

Y vosotros, ¿Qué tendencias flamencas creéis que se verán en el año que entra?