We Love Flamenco 2015 Domingo (1)

La quinta y última jornada de We Love Flamenco, además de tener la lluvia presente casi todo el día en Sevilla, nos dejó un curioso titular: ayer fue el día de las flamencas de pueblo. Diseñadores procedentes de Utrera, Cantillana, Jerez, Ronda, Mairena del Alcor, Guillena, Palos de la Frontera o Gibraleón llegaron ayer a la pasarela del Alfonso XIII. Pueblos y ciudades señeras que nos recuerdan como es la flamenca de fuera de Sevilla (capital). Mucho traje para romería en contraste con los pocos trajes para las más clásicas de la Feria de Abril, amplia paleta de colores y las flores (estampadas o como estilismo) mandando en casi todos los desfiles. Así fue la jornada:

We Love Flamenco 2015 Domingo (2)

Consolación Ayala, ‘Mis joyas’. Estampados florales, trajes lisos, detalles al escote, telas muy bien elegidas y un trabajo considerable en los volantes definían la colección de la utrerana Consolación Ayala. Diseños para flamencas coquetas, con unos cortes que se suelen ver más en los pueblos que en las grandes ciudades y que se recreaba mucho en los detalles. Y para remarcar aún más el acento de Utrera, Manuel Durán cantó en el desfile y Mari Trini, modelo utrerana de Go eventos que lleva desfilando desde el primer We Love Flamenco, cerró el desfile.

 

We Love Flamenco 2015 Domingo (3)

Mercedes Dobenal. Procedente de Cantillana, su colección mostraba dos partes. La primera pensada para romería: batas, grandes flores estampadas, faldas y camisas o un estilismo más rural con algunos detalles muy conseguidos. Para el final se reservó las nejas enterizas, los volantes con más vuelos y los tejidos más llamativos, rebajando la combinación de colores y potenciando los detalles o aplicaciones que colocaba en cada traje.

 

We Love Flamenco 2015 Domingo (4)

Mario Gallardo, ‘Tardes de abril’. El sabor y aroma jerezano de lo puso Mario Gallardo en We Love Flamenco. Diseños para vestir a la mujer que monta a caballo en el Real del González Hontoria, volantes gitanos que se mueven por bulerías, flamencas sensuales para realzar la belleza de la mujer andaluza en abril, tejidos livianos para el camino y ese toque entre el Rocío y Jerez que marcan los diseños de Mario. Inmejorable debut como profesional en el que es muy recomendable fijarse en el estilismo de peluquería.

 

We Love Flamenco 2015 Domingo (5)

Javier Jiménez, ‘La huella del pintor’. Rojo blanco añil violeta y negro. Rosa verde azul canela y fuego… Una pasarela con hierbabuena y claveles con la Nana de los Colores de fondo envolvía a las flamencas de Javier Jiménez. Fragmentos de cuadros que han marcado al diseñador estampados sobre seda, volantes generosos en volumen, complementos que añaden elegancia barroca, los pantalones para poner el punto transgresos y una delicadeza y buen gusto que fascinaba en cada una de las salidas. Las modelos cambiaron esta vez las manzanas por pinceles para dibujarnos una de las mejores colecciones de este We Love Flamenco.

 

We Love Flamenco 2015 Domingo (6)

La parte central de la última tarde de We Love Flamenco estuvo protagonizada por los diseñadores emergentes: tres desfiles compartidos con hasta 8 colecciones o diseñadores que mostraron sus ideas y volantes a los que dedicaremos su espacio en su propio post. Los diseños que veis sobre estas líneas (de izquierda a derecha) son de Manuela Romero, Faralaes y Juan Boleco.

 

We Love Flamenco 2015 Domingo (7)Sergio Vidal, ‘Volver’. Seis años ha tardado en volver después de haberse ido y de haber dejado colecciones más que memorables. Si bien su nombre era y es sinónimo de espectáculo, Sergio Vidal ha vuelto para hacer una colección rociera (casi en su totalidad) y comercial . Faldas hechas para el camino con ese punto que él o Cristo Báñez dieron a la flamenca de romería en la década pasada, estilismos sencillos pero bien realizados, colores de todo tipo y una vuelta que responde a las expectativas. ¿Por qué? Porque Sergio recogió lo mejor de su etapa anterior, lo trajo hasta el 2015, se rodeó de amigos y ahí estuvieron varias modelos de aquella época para poner cuerpo y sonrisa a su regreso.