Jueves SIMOF 2015 11

Ernesto Sillero, ganador de este año del concurso de nóveles

Parecía que tardaba en llegar, pero la nueva edición de SIMOF comenzó a mostrarnos ayer las primeras colecciones que darán forma a la principal cita de la moda flamenca. En un año en que sigue habiendo muchas incorporaciones a la pasarela profesional, los diseñadores nóveles también vienen reivindicando su sitio en el tradicional concurso que abre oficialmente la pasarela.

De lo que vimos ayer, tenemos varias cosas que comentar. La primera de ellas es que hay varias ideas a descartar de cara a próximos años: dejemos el negro, el encaje, las transparencias, el tul, los complementos dorados, las lentejuelas, los monos que dejan poco a la imaginación o los estilismos más sexuales a un lado. Dejemos que descansen y que pasen varios años, porque ya llevamos tres viendo colecciones que se recuerdan las unas a las otras.

También nos acordamos de la costura: una cosa es el diseño, que depende del gusto propio de cada persona, y otra muy diferente es un buen patronaje y una costura bien hecha, la cual si se puede calificar y medir por parámetros más objetivos. Hace poco escuché a una gran diseñadora decir: «si algo que está mal hecho desfila, le estamos haciendo muchísimo daño a la moda flamenca«. Y así es. Porque lo que aquí se escribe se puede interpretar como un ataque, pero no olvidéis que los certámenes de nóveles siempre están en el punto de mira de los más puristas, de aquellas personas que llevan muchos años disfrutando de la moda flamenca y que muchas veces se llevan las manos a la cabeza al ver lo que a veces desfila. O lo que es igual: muchas veces escuchamos eso de: ‘¿Y eso quién se lo pone?, ¿Esto es Feria o Carnaval?’

Con todo esto podemos decir que sí, que el nivel ha sido uno de los más bajos en años y que la rotundidad con la que Ernesto Sillero y Pedro Bejar se llevaron los dos premios fue más que obvia. Del resto, hubo colecciones que se encargaron de elevar el nivel, otras con buenas ideas que no se supieron rematar y otras que… nos hicieron pensar en nombres como el de Juan Boleco. Veamos cada caso:

Jueves SIMOF 2015 1

Rafa Leveque, «Sueño de amor». Elegancia, brillos, cortes asimétricos, juego de patrón y faldas de gran volumen. Todos los ingredientes que no faltan en una colección típica de nóveles, bien planteada y con un buen trabajo detrás. Creo, sinceramente, que este chico podría dar más de sí y que la estética, u otras colecciones que pasaron en los dos últimos años por esta pasarela, no le beneficiaron. Apunta muy buenas maneras y, al igual que le pasó a Ernesto Sillero el año pasado, con otro enfoque habría podido ganar más.

Jueves SIMOF 2015 2

Inés de Tovar, ‘Lace’. Juego de encajes, combinaciones de beige, rosa o celeste con negro, volantes con poco vuelo y un estilismo que llamaba poderosamente la atención. Frente a los volúmenes de sus compañeros, Inés se decantó por faldas de volantes caídos que se conjuntaban con trabajadas blusas que, en algunos casos, se llevaban toda la atención.

Jueves SIMOF 2015 3

Cristina Granero, ‘Zambra barroca’. Cuerpos entallados, tejidos vaporosos, volantes colocados de manera desigual, colores lisos salpicados con detalles y unos trajes a los que faltaba algo. Como suele ocurrir con otras colecciones de nóveles, daba la sensación de que Cristina hizo 10 trajes que le gustaban más que seguir un concepto o idea cerrada de colección.

Jueves SIMOF 2015 4

Javier Mojarro, ‘Dita’. Un homenaje a Dita Von Teese era la idea de esta colección. La diva del burlesque en su faceta más rompedora y canalla se subió a la pasarela con un estilismo bien planteado y unos diseños que lograron destacar en cuanto a ideas, pero en algunos casos vimos una costura que podría estar mejor rematada. Javier es de esos a los que vemos con buenas ideas, pero todavía le queda camino por recorrer.

Jueves SIMOF 2015 5

Rocío Montserrat, ‘Volantes de pasión’. A esto se le llama «venir con la lección aprendida». Rocío fue de las que vino el año pasado con una colección algo difusa en la que parecía que cada traje iba por una línea diferente. Esta vez la Semana Santa y la inspiración taurina dan coherencia a sus volantes y logra una buena linealidad con algunos momentos destacables. Le falta, eso sí, romperse e ir más allá con sus diseños.

Jueves SIMOF 2015 6

 

Airam Beige, ‘Lady Abril’. Primera colección que logró despuntar o que entró en las quinielas de favoritas. Estilismo y diseños con un toque de flamenca chic e incluso parisino. Juegos simétricos entre volantes o patas de gallo muy interesantes y elección de colores perfecta para cada diseño. A ello se une un patronaje y costura que rozaban lo impecable. Buen trabajo que deja con ganas de más.

Jueves SIMOF 2015 6a

Guillermo Ramírez, ‘Segunda piel’. El orden a veces no juega a tu favor. Si Guillermo hubiese salido el primero, otra opinión podríamos habernos hecho de su colección, pero cuando en tu misma colección se repiten cosas (negro, encajes, transparencias) vistas en colecciones precedentes, la colección no logra destacar. Había trajes buenos, pero de haber salido en otro color o con otro tejido habrían lucido más.

Jueves SIMOF 2015 7

Pedro Bejar, «El quejío de mi alma». La Gracia Montes que subió la alta costura al escenario del Corral de la Pacheca en ‘Cantares’ fue la inspiración de Pedro Bejar. Estilismos copleros combinados con las ideas más propias de pasarela. Mucho volumen sin recurrir al tul, referencias a Estrellita Castro o a la Rocío Jurado más juvenil, y ese toque de moda flamenca clásica mezclada con ideas innovadoras que gusta a la primera.  Estilismos sencillos que no restaban protagonismo a los trajes y un uso de colores más que acertado fueron algunas de sus claves. ¿Lo mejor? Que ha sabido unir algunas ideas propias de los nóveles de los últimos años con la moda flamenca de toda la vida. Merecidísimo segundo premio.

Jueves SIMOF 2015 8

María Ávila, «By Butterfly». María podría haber hecho muchas cosas: podría haberse entregado a las transparencias, podría haber jugado con volúmenes imposibles, podría haber hecho cosas muy efectivas en pasarela pero que luego, te las comes con papas. Pero no: la diseñadora sanluqueña estuvo acertada en acercar su marcada personalidad a la moda flamenca. Acierto total en las telas de lunares, ideas contenidas pero bien llevadas a la práctica y una costura impecable. A falta de un premio o mención, lo mejor fue que hizo de puente entre los dos ganadores.

Jueves SIMOF 2015 10

Ernesto Sillero, «Alegría du soleil». ¿Sería consciente el propio Ernesto de cuanto le beneficiaba ir esta vez el último? El lebrijano repetía posición en las salidas respecto al año pasado. Y esta vez fue ese cierre perfecto para un desfile, fue esa colección que te enamora y te impacta a la primera, fue ese sueño que te hace pensar que la moda flamenca puede dar más de sí, fue esa sencillez revestida de detalles que te hace redescubrir cada traje. Fue esa tendencia a los colores pastel o a un beige casi desteñido. Fue un estilismo que recordaba de qué iba la colección. Fue una colección que desterró al negro y a los tópicos precedentes. Fue, sencillamente, la mejor colección. Y como tal, ganó.

 

Con la victoria de Ernesto cerrábamos una nueva final de este concurso que nos ha dado grandes nombres de la moda flamenca y que este año concretamente, ha dado a conocer a dos hombres que han reconocido en más de una ocasión que si quieren dedicarse a la moda flamenca. Esperemos ver en 2016 sus primeras colecciones como profesionales…