Cristina García SIMOF 2015 29Cuando el tiempo pasa y nos hacemos viejos nos empieza a parecer
Que pesan más los daños que los mismos años al final
Por eso yo quiero que mis años pasen junto a ti mi amor eterno
Junto a mi familia, junto a mis amigos y mi voz
Porque nada valgo, porque nada tengo si no tengo lo mejor
Tu amor y compañía en mi corazón
Y es que vale más un año tardío que un siglo vacío amor
Y es que vale más tener bien llenito el corazón
Por eso yo quiero que en mi mente siempre tu cariño est é bien fuerte
Aunque estemos lejos o aunque estemos cerca del final
Porque nada valgo porque nada tengo si no tengo lo mejor
Tu amor y compañía en mi corazón
Ven amor…

Cristina García SIMOF 2015 30

Muchos artistas han confesado que cuando ellos falten estarán sus discos, sus películas o sus obras. El arte permanece cuando nosotros nos vamos. Una pieza llena de contenido perdura y se mantiene en una eterna juventud a lo largo del tiempo. Cristina García ya nos dejó un legado hace dos años por el que podría ser recordada siempre en la moda flamenca, pero esa obra (‘Sexo, moda y rock&roll’) no era su techo como creativa.

Su techo era un cielo de estrellas y lunas de lentejuelas. De noches de plata y días de sol dorado. Un cielo donde niños y niñas juegan, donde el rosa para ellas y el celeste para ellos son símbolo de una infancia idílica. Donde interminables metros de tul acarician el cuerpo de esos niños cual nubes esponjosas. Donde se recogen rosas rojas y se entregan al otro en señal de amor. Donde un estampado evoca esos dibujos deformes que hacíamos en el colegio. Donde jugábamos cuando no eramos más que inocentes… El cielo es ese sito tan maravilloso donde todos soñábamos con jugar de niños. Y Cristina lo ha recreado en forma de volantes, cosiendo trajes a base de ilusiones, uniendo cuerpos que buscan el abrazo que nunca se dio, dando gracias en cada pliegue porque esa persona siempre estuvo ahí… aunque se fuese antes de tiempo.

Contigo‘ no son 20 trajes para ir a la Feria. A no ser que en el cielo también haya casetas, la colección de Cristina García es una ilusión, un canto a esa tierna infancia que nunca volverá, a esos años en que lo mejor que hacíamos era sonreír y vivir la vida, a esos días en que jugábamos a ser princesas y príncipes, a esos momentos en que nos abrazábamos sin ser consciente del cariño que nos teníamos. Todo eso está ahí, en ese juegos de volúmenes y de volantes, de escotes y transparencias, de cuerpo que marcan la silueta y estilismos que nos trasladan a un mundo idealizado. ‘Contigo’ son 20 abrazos en los que la artista desnuda su alma y los entrega a su público. Y eso señores… eso es el arte.

En líneas generales: Cristina García recrea un mundo casi infantil en el que juega con el rosa, el celeste, el dorado, plata o negro hasta llegar a un blanco final que simboliza el momento en que el artista ha quedado en paz consigo mismo.

Destacamos: pararse a ver los trajes y ver que, después de todo, hay moda flamenca.

Ahora suena: ‘Nada valgo sin tu amor’, Juanes.

Destacamos: sin entrar al debate de si son ponibles o no (cada una sabe como puede dejar de ir a la Feria) nos quedamos con el vestido turquesa de mangas canasteras y con el rosa de dos grandes volantes. También queremos destacar la falda estampada con blusa de lunares.

Cristina García SIMOF 2015 9a Cristina García SIMOF 2015 15 Cristina García SIMOF 2015 14

Puedes contactar con la diseñadora por facebook o twitter.

Cristina García SIMOF 2015 27