Ana Morón SIMOF 2015 27

El proceso creativo en la moda empieza, como bien sabemos todos, con un papel y un lápiz. Dos colores neutrales, blanco y negro, son el génesis de una gran idea. El artista crea, dispone, añade o retoca trasladando la inspiración que hay en su mente a una visión tangible en el papel. Que en este proceso se use por regla general un lápiz no es casual: las gomas de borrar se inventaron para eliminar aquello que no funciona, matizar lo que se sale de la línea o perfeccionar un trazo más complejo. Ese antes y después, esa lucha por plasmar en la realidad lo que no sale con facilidad de nuestro imaginario, es la guía para la nueva colección de Ana Morón, una metamorfosis del boceto al traje de flamenca que la creadora nos resume en 20 diseños.

Ana Morón SIMOF 2015 28

Tomando la pureza del blanco y el marcaje que el negro da a los dibujos, la ‘Metamorfosis‘ comienza con líneas puras casi geométricas sobre unos trajes que reflejan las primeras contradicciones creativas del artista. Esas que nos llevan a pensar que «en mi cabeza se veía mejor y ahora no sale«, recurriendo a figurines que van dando poco a poco con la idea final y que aquí son el punto de partida. A partir de ahí, Ana nos lleva por esos meses de creación de moda, por esos dibujos y patrones que pretenden florecer en tejidos y aplicaciones, por esa ausencia de color que explota cuando aparecen los tonos exactos de celeste, naranja, buganvilla o rojo. Paso a paso, la colección va buscando su forma, la saturación cromática se cruza con el aparente descontrol de unos volantes que no quieren definirse y las flores o flecos van probando suerte dentro del estilo de la diseñadora. El caos propio de ir quitando y poniendo, de descartar algunas cosas para quedarse con otras, de probar sobre busto como queda un patrón… La metamorfosis creativa que aquí se nos plantea es más bien una metacolección de moda flamenca, una forma de ir paso por paso por todas las paradas que tiene este camino, desde que te sientas por primera vez hasta que llegas al desfile.

Y como todos sabemos, cuando todas las piezas van encajando, cuando los elementos dispersos tienden a la unión, cuando se ha borrado todo lo que no queríamos y hemos depurado todos y cada uno de los cortes, es entonces cuando hemos llegado al final. Un final de mariposas, de blancos que no se manchan con negros, de colores definidos y talles milimetricamente patronados. Tras un boceto, tras una prueba de color, tras muchas horas de trabajo en el taller, los trajes llegaron al desfile, floreció el diseño y los volantes se transformaron en alas que nos hicieron soñar de nuevo con lo mejor de la moda flamenca.

En líneas generales: Ana Morón nos lleva por todo el proceso de crear una colección, recurriendo a formas, colores y patrones que recuerdan como el diseño empieza con un trazo y termina en un traje.

Destacamos: el uso del blanco en el comienzo y final de la colección (y el simbolismo que ello conlleva).

Ahora suena: Angelo Badalamenti, Cabecera de ‘Twin Peaks’.

Nuestra selección: a pesar de estar compuestas por varias familias, nos quedamos con dos de los diseños en blanco y negro y con uno de los bugnavillas con mantoncillo en el cuerpo.

Ana Morón SIMOF 2015 3 Ana Morón SIMOF 2015 5a Ana Morón SIMOF 2015 13

Puedes contactar con la diseñadora por facebook o twitter.

Ana Morón SIMOF 2015 26