Pilar Vera 2013 (3)No hagas nada por la moda flamenca. No diseñes, no hagas un boceto, no le pongas color a una idea, no busques tela, no pienses qué detalle le vendría mejor. No plantees una colección, no te presentes a un concurso de nóveles, no pidas presupuesto para desfilar en SIMOF o en We Love Flamenco, no quieras renovar un traje regional a cada año. No busques quién te haga los complementos, no compres flores, no llames a un fotógrafo, no busques localizaciones para un cartel o para publicidad. No desfiles, no hagas fotos, no escribas en un blog, no hagas la crónica para un periódico o revista, no edites las imágenes con photoshop o lightroom, no le pongas marca de agua, no digas de quién es el traje, no leas la nota de prensa ni te intereses del por qué de una colección, no expliques a nadie porque te gustó esa misma colección.

No hagas nada. No merece la pena, no reconocen tu trabajo, no lo valoran, no te van a poner en tu sitio, no van a hacer que crezcas como profesional. No interesa que tengas que contar algo con tus diseños. No van a hablar de ti. No lo pienses, sencillamente es un No.

Alguien llegará, se aprovechará y se adueñará de tu trabajo, lo hará suyo sin acordarse de ti y, lo que es mejor, pensará que está en su derecho de hacerlo sin pensar que en este juego hay reglas. O una ética.

Decía Risto Mejide: ‘No busques trabajo. Así te lo digo. No gastes ni tu tiempo ni tu dinero, de verdad que no vale la pena…‘. Así empezaba para continuar luego con: ‘Utiliza el verbo crear‘.

En la moda flamenca se crea mucho todos los años, pero parece que ese proceso creativo no se valora lo suficiente. Pero si un día los diseñadores se plantean todas las frases con las que empieza este post, esto se habrá acabado. Que sí, la moda flamenca goza de buena salud, tenemos muy buenos creadores que están aportando mucho a la vez que las firmas veteranas se reinventan pero… ¿Importa de verdad eso?

A veces parece que no: la gente parece que no quiere conocer el trabajo de los diseñadores, parece que no quieren interesarse por la historia que encierra una colección, no se enriquecen de las impresiones que la prensa ofrece de los mismos. Solo interesan trajes, trajes y más trajes. Ver trajes, hacer pantallazo, decir lo bonito que es y olvidar quién hizo ese traje o la procedencia de la imagen. Así de sencillo. Ver trajes sin importar el nombre del diseñador, sin pararse a saber el nombre de la colección, en qué pasarela desfiló o que medio de comunicación publica las fotografías. Es un daño colateral de internet: se ve más la moda flamenca pero a la vez parece que aumenta la desinformación de la misma y que hay personas que quieren sacar tajada a costa del trabajo de quienes invierten tiempo y dinero en que esto siga adelante. ¿Creéis de verdad que un perfil en facebook que te ofrece hacerte ese traje cuya foto procede de una pasarela y por supuesto no es idea de esa persona ayuda al sector? Os digo desde ya que no.

Y somos muchos los que amamos la moda flamenca, los que día tras día intentamos que esto se vea mejor, que el trabajo de los diseñadores se reconozca o que las pasarelas luzcan las colecciones año tras año… Pero si algún día este desanimo llega, no se diseñará más, no habrá nuevas colecciones, no se publicarán fotos y no se verán trajes. Y puede que todo se haya acabado.

Puede que este post sea el más pesimista que jamás haya escrito, pero cuando los diseñadores ven como su trabajo se comparte sin que nadie reconozca su autoría, desvirtuando su origen, sin informarse de nada y con la intención directa de copiarlo, es ahí cuando ven que no se les valora. Y si no se valora su trabajo, se hace daño a la moda flamenca, pues entonces ellos no querrán crear nuevos diseños. Y puede que todo se haya acabado…

p.d: Y tendrá que acabarse de verdad para que algunos dejemos algún día de luchar por ella.