remedios castro la voz

Remedios en una actuación en Se Llama Copla

Los lectores más veteranos recordarán que este blog nació, de manera muy modesta, para hablar y comentar sobre la cuarta edición de Se Llama Copla. Hasta entonces, el programa carecía de algún soporte online más allá de las webs oficiales de productora o Canal Sur y aquí, desde fuera, empezamos a hablar del programa. Y como sabéis muchos también, dejamos de comentar el programa el año pasado tras la expulsión de Lola Vega.

Pues una de las concursantes de esa edición con la que iniciamos nuestra andadura fue Remedios Castro. Cordobesa y con un deje flamenco muy personal, Remedios estuvo en el programa desde la gala final de casting en el programa permaneciendo en el mismo hasta la gala 18. Su trayectoria en el programa no empezó mal, parecía que iba a ser de esas concursantes que iría evolucionando poco a poco pero la nueva mecánica de la edición la convirtió en eterna nominada ya que los tres candidatos al reto los elegían (por este orden) el público, el jurado y Pive Amador. No tardó mucho en convertirse en la nominada comodín de la noche, hubo galas en las que ella misma y Pive Amador bromeaban con ello al verse en esa situación, pero al mismo tiempo Remedios contó con el apoyo de sus compañeros que casi siempre la salvaban. Y si no eran los concursantes, lo era el retante: en dos ocasiones Remedios se salvó porque quién venía a entrar no quería retarse con ella, siendo la segunda vez la famosa gala en que Álvaro Hernández se retó con Fran Doblas y la salvó a ella. Lo que vino después ya lo sabéis: Fran acabó en la calle y volvió al programa justo cuando los expulsados de la edición se convirtieron en retantes. Casualidades o no de la vida, Remedios se salvó aquella noche, pero sería después la persona contra la que Fran cantaría el reto para entrar de nuevo al programa (y ganarlo…).

Esa idas y venidas tampoco es que fueran casuales: en más de una gala se le olvidó la letra o directamente se la inventó, mientras que hubo otras en que algunos problemas de afinación o de respiración le pasaron factura. Con todo, sabía llenar el escenario y tenía estilo propio dentro del grupo de concursantes. Pero finalmente no estuvo entre las 10 finalistas de la edición a pesar de los casi 5 meses que estuvo en el programa.

Remedios Castro la voz

Cuatro años después, y con el mismo sello flamenco y cordobés, Remedios apareció hace unas semanas en las audiciones a ciegas de La Voz. Cantó ‘Ay pena penita pena’ logrando que solo Malú se girase. Su caso no fue el primero: Sandra Arco ya estuvo en la primera edición no pasando de las batallas. En la segunda, además de Mila Balsera que no logró el favor de ningún coach, fueron dos ex de A Tu Vera con desigual suerte los que estuvieron: Olga Romero (que no logró pasar de las audiciones) y Silverio Belmonte que se quedó a las puertas de la final en favor de David Barrul (ganador de la edición). En ese mismo equipo, en el de Malú, está hoy Remedios. Tras ganar su batalla y el último asalto, los directos son su nuevo reto en La Voz.

Hasta ahora solo la hemos visto cantar copla o flamenco en el programa. Y es que su mentora sabe perfectamente qué es lo que quiere el público y Malú no duda en potenciar a ciertos concursantes en un país como el nuestro, donde la radiofórmula está llena de pop aflamencada y la audiencia reclama más canciones en español. No es complicado pensar que conociendo la mecánica de estos programas, en la que cada concursante cumple un papel, Remedios siga con el perfil de flamenquita-coplera. El resultado se verá esta noche o la semana que viene en los directos. ¿Llegará Remedios más lejos o su trayectoria se quedará aquí? De momento solo Juañarito se le asemeja por estilo. Es más, al igual que el año pasado Malú enfrentó a un coplero (Silverio) con un flamenco (David Barrul) antes de la final, este año podría vivirse el mismo duelo en la semifinal… Pero eso ya llegará. De momento le deseamos suerte a Remedios y la felicitamos porque quién le iba a decir que en La Voz le fuese a ir mejor que en Se Llama Copla. Son… las cosas de la tele.