Alex de la Huerta SIMOF 2015 24

En medio de la fiebre por el volumen que domina (y seguirá dominando) las creaciones de los nuevos talentos de la moda flamenca, apareció esta temporada Alex de la Huerta con su primera colección como profesional tras resultar ganador en el certamen de nóveles de SIMOF en 2014. Desvinculado casi por completo de esos volantes de metros interminables y de ciertos elementos que pasan de una propuesta a otra, el ejercicio que nos plantea ‘El vuelo de la libélula‘ se pudo interpretar como un rara avis dentro del sector que, por el contrario, cumplía con dos premisas que se le exigen a un joven creador: personalidad y diseño.

Alex de la Huerta SIMOF 2015 25

Tanto es así que es probable que en este 2015 la colección pueda verse como excesivamente arriesgada, pero no me cabe la menor duda de que en tres años el discurso que Alex nos plantea estará asimilado y, cualquiera de estas piezas, tendrá un buen sitio en la memoria flamenca. Así funciona el mundo de la moda: lo nuevo y creativo tiene que madurar, pero leyendo entre líneas podemos ver qué aporta este particular vuelo a lo que está por llegar. Una de las ideas a subrayar es el exquisito trabajo en cuerpos y mangas: la sucesión de capas, cortes y aplicaciones dibujan un dinamismo en la mayoría de diseños que logra ser atrayente y se define con la precisión del mismo nombre de la colección. Al mismo tiempo, la caída de tejidos y la limpieza de patronaje (o de costura) consigue que la figura femenina, ante la ausencia de escotes o transparencias, se vea incluso más marcada y voluptuosa. A ese aire de dinamismo también se une la gestión de color: tonos pastel o flúor de amarillo, verde, lila o coral con un gradiente mucho más pálido de lo habitual juegan con unas flamencas que se mueven en un ambiente de tintes oníricos y poco convencionales a la vez que miran de reojo a la inspiración asiática más tropical y naturalista.

Como contraste, y retomando el comienzo del post, están los volantes: si bien en algunas salidas aparecen con una forma definida, resultan más atrayentes cuando esa misma forma se rompe y van recreando una suerte de caos que muy pocos sabrían gestionar y que aquí evoluciona de rodillas a tobillos con muy buen manejo de formas, tejidos y volúmenes que completan y son el final perfecto para una colección que, repetimos, ahora se verá como arriesgada, pero en cuatro años muchas de las ideas de Alex estarán hechas al ojo del público más generalista.

En líneas generales: Alex de la Huerta debuta como profesional poniendo sobre la pasarela un estilo propio lleno apoyado en ideas nuevas, colores nada convencionales en flamenca y un patronaje que hay que mirar y apreciar detenidamente.

Destacamos: mucha atención a las capas para 2016.

Ahora suena: En Vogue, ‘Don’t Let Go’.

Nuestra selección: nos quedamos con el traje en lila y morado, el diseño en coral/nude o el amarillo pálido con capa en la manga derecha.

Alex de la Huerta SIMOF 2015 18 Alex de la Huerta SIMOF 2015 10 Alex de la Huerta SIMOF 2015 6

Puedes contactar con el diseñador por Facebook.

Alex de la Huerta SIMOF 2015 20