_DSC0175 prueba cayecruzbuena

Hola a todos y a todas,

Este post que os escribo hoy puede que sea el más difícil pero a la vez el más ilusionante al que me enfrento tras cinco años con el blog… Tenía previsto explicarlo todo en un vídeo, pero tantas ideas desordenadas que prefiero hacerlo por escrito: Desde hoy ¡Ay Maricrú! deja de existir para dar paso a CayeCruz.

¿El motivo? Una decisión que escapa a mi voluntad y que está relacionado con cuestiones legales que no pienso relatar aquí, quienes tienen que saber lo que ha pasado ya lo saben. En lugar de contaros eso prefiero decir que TODO va a seguir exactamente igual en el blog aunque haya un cambio de nombre, seguiremos hablando de moda flamenca, de ferias, de fiestas, de moda andaluza, meteremos las pinceladas de flamenco o copla y recordaremos el mejor folclore. La web sigue igual que siempre, de hecho los enlaces de siempre se redireccionan a la nueva web y la plantilla y el formato siguen siendo los mismos, solo cambian la cabecera y el logo (o firma).

Todo sigue igual porque yo quiero que siga igual: llevo muchas horas de mi vida invertidas en este blog que va conmigo siempre y donde siempre he hecho lo que he querido, y nada ni nadie va a pararme: pienso seguir haciendo mi trabajo en las pasarelas, en eventos, en sesiones de fotos o en convocatorias de prensa para hacer que lo nuestro brille más que nunca.

¿Y por qué este nombre? Porque Ay Maricrú han sido algo más de cinco años de mi vida y al decidir que nombre poner, decidí fusionar mi nombre con el del blog, dando el resultado este que veis. Se que costará al principio acostumbrarse pero tranquilos que me encargaré siempre de recordarlo porque lo importante es que sigo aquí y no pienso parar de echarle horas y horas a este proyecto que tanto me apasiona.

Además de daros la bienvenida a esta “nueva” web, también quiero daros las GRACIAS a todos y a todas por vuestro apoyo: a los lectores por estar siempre ahí esperando nuevos contenidos, a mi familia y a mis amigos por apoyarme con esta decisión que no ha sido fácil, a mis compañeras y compañeros de prensa y blogs de Sevilla por sus consejos y a toda la gente que me ha ayudado de una manera u otra con este cambio de dominio. Pero si hay alguien a quien quiero estarle agradecido es a los diseñadores y a las grandes firmas de moda flamenca que me han escuchado y me han dado ánimos para seguir adelante. Haber sentido el apoyo de los grandes del traje regional para mi ha sido muy importante, al igual que este año he visto como mucha gente a la que admiro (en lo profesional y en lo personal) ha confiado en mi y en mi trabajo.

 

¡GRACIAS DE VERDAD A TODOS Y BIENVENIDOS!