flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-100

Muchas, muchas flamencas en la Feria. La semana empezó con una ola de calor intensa que llegó hasta el fin de semana, pero daba igual: las flamencas fueron las verdaderas protagonistas de la Feria de Lebrija con un Real en el que, estimo, se estrenaron como mínimo 400 trajes. No exagero la cifra: este año se ha vendido muchísimo en mi pueblo y el mejor ejemplo estaba en que casi todas las firmas y talleres cortaron la entrada de encargos antes que en años anteriores. Había ganas de estrenar y el resultado no decepciona: trajes nuevos, adaptados a las tendencias actuales de pasarela, con sus dosis correspondiente de estilo y de riesgo, sin perder el toque clásico y buscando siempre ser la #flamencaperfecta. Lebrija ha tenido su particular pasarela en el albero y estas son algunas de las ideas o conclusiones que nos han dejado sus volantes:

  • La primera y ya la anoté el primer día es que lo fácil en flamenca es ir bien: con una buena tela, unos buenos colores y unas buenas hechuras se hacen maravillas. Otra cosa es que no se sepan conjugar bien esos tres factores tan determinantes a la hora de elaborar un traje.
  • Manga al puño, cuello a la caja y un gran volante (de capa o canastero): se puede hablar de cierta uniformidad en algunos casos influenciado por el trabajo de Ernesto Sillero. Puede que incluso por momentos se haya visto como algo monótono, pero la sensación es que se ha buscado ser actual y ceñirse a lo que ha tenido éxito en 2016.
  • Unido a lo anterior, es de agradecer que la gran mayoría de los trajes tengan un año o tres como máximo. Ese aire de renovación y de encontrarse un panorama diferente respecto al año anterior no se ve en todas partes.
  • No ha faltado otras de las estrellas de la temporada: la falda cortada desde la cintura con mucho vuelo y un solo volante.
  • Ideas que he visto y que debemos apuntar para tener muy en cuenta para 2017: menos volumen en faldas, escotes en V bien pronunciados y volantes en los hombros.
  • Me ha llamado la atención el haber visto al menos cinco copias de El Abanico Artesanía. Y no hablo de mamarrachadas, sino de copias bien costeadas y de haberse dejado los euros en la mercería o en la modista.

Además de estas apreciaciones generales, así ha sido la Feria para las firmas y diseñadores locales:

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-104

Ernesto Sillero triunfa con claridad en la Feria. Ya el año pasado pudimos ver como el joven diseñador se hacía un hueco en la Feria de Lebrija, pero ha sido este año cuando de verdad hemos visto un verdadero crecimiento en número de trajes suyos. Fácilmente identificables por los grandes volantes y sus correspondientes dosis de espectacularidad, la flamenca de Ernesto ha sabido hacerse al Real y… ha servido de inspiración para muchísimos trajes.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-105

Marta y María Ruiz, o Twins In Fashion, también se dejan ver por la Feria. Aunque son de Sanlúcar de Barrameda, su familia es lebrijana, lo cual nos ha permitido ver algunos diseños como estos tres de arriba. Minimalismo creativo con toques clásicos (hacerle una raja a una falda de capa setentera es todo un acierto) que empieza a despuntar y al que no le hará falta ganar ningún premio para alcanzar el éxito: tienen muchísimo estilo, están yendo paso a paso (de agradecer lo mucho que cuidan la costura), son mediáticas y sus trajes se ciñen como un guante a las preferencias de las flamencas 2.0.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-107

La Giraldilla también ha vivido un buen año. La firma de la familia Romero ha renovado su flamenca metiendo más metros de telas, apostando por combinaciones de color más conservadoras o buscando una flamenca más genuina de Feria poniendo el acento en los años 70 y en las tendencias actuales.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-106

La flamenca de Carmen Jarén demuestra que resiste bien al paso del tiempo. Los diseños que en su día desfilaron en SIMOF aún se dejan ver por el Real y se acoplan perfectamente a las últimas modas. Al mismo tiempo la costura a medida nos permite ver algunas pequeñas novedades como el traje turquesa de la derecha donde Carmen ha sabido hacer más mujer a una flamenca adolescente.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-103

Este año además he podido encargarme del vestuario de dos empresas lebrijanas para la Feria. Una de ellas son las Bodegas González Palacios cuyas azafatas han lucido por el Real los diseños de Cecilia Alcántara (izquierda), María José Blay (centro) y Carmen Acedo (derecha) para la promoción de vinos de la bodega. Estilo gitano para promocionar los vinos con más solera de Lebrija.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-102

También en esta Feria me encargué de buscar los estilismos para Mari Ángeles, compañera de Lebrija Televisión y presentadora del programa en directo que la cadena emitía desde el Real todos los días de Feria luciendo un diseño de Ernesto Sillero en gris y otro de La Giraldilla en blanco con lunares rojos en los volantes. También de rojo y blanco con encajes fue el diseño que llevó de Consolación Ayala mientras que de Carmen Acedo la pudimos ver con volantes en celeste y blanco. Además con estos dos trajes pudimos verla con complementos de ArtePeinas. Desde aquí doy las gracias a todas las firmas por su colaboración en esta Feria.

Hecho este repaso más genérico, pasemos a ver otros de los estilismos más destacados de los que me encontré por el Real:

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-1

De negro y canastero. Elegante y con cierto toque a la flamenca con style que tanto se ha llevado este año. Como termino medio entre lo ponible y el aire de pasarela, este traje es de las propuestas más acertadas para ser #flamencaperfecta en el Real.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-11

Otros de los diseños de Twins In Fashion que vimos en la Feria. Parece que los volantes al hombro cobran protagonismo en las ideas de Marta y María y no es para menos: se avecina su vuelta o su mayor presencia para próximas temporadas.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-13

Uno de los dos diseños de Javier Jiménez que vimos en la Feria lo llevó mi hermana María: estampado propio de las grandes firmas de moda y un estilo de Red Carpet que fue directo al amarillo albero de la Feria.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-30

Diseño en rojo con lunares al trapo que con muy poco consigue mucho: corte elegante, sencillez, volantes con personalidad sin necesidad de exceder en metros de tela y la unión de lo que se lleva ahora con lo que está por llegar. Sinceramente he de decir que este es uno de los mejores estilismos que he visto este año.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-35

La neja enteriza también aparece en muchas flamencas y aquí lo hace con estampado floral y con un diseño de escote al que parece que se le está empezando a perder el miedo. Y muy que nos parece.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-41

Una de nuestras flamencas fijas en este repaso y otra de las que acierta siempre: Thalía optó este año por un total look en blanco confeccionado por la trebujenera Toñi Pulido. Se agradece que haya optado por los volantes en las mangas (que parece que ahora solo queremos manga al puño) y por un corte de falda que se aleje de lo canastero o del volante de capa relleno de organdil… ¡Que la flamenca se debe vestir con sus buenos volantes!

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-48

Soraya llevó el segundo traje de Javier Jiménez que vimos en la Feria. Con un estampado geométrico de Missoni y con los complementos de Lamágora, el traje contrastaba en color y en formas con muchas de las flamencas de la Feria pero a la cumplía con su cometido: mostrar un estilo diferente y personal.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-58

Unido al escote (o cuello) a la caja y a la manga al puño también hemos visto muchas faldas cortadas a la cintura con un volante. De todas las que vi me quedo con esta en rosa fucsia y lunares negros realizada en el taller de María del Mar Curqueja en el que no falta lo esencial: colores con fuerza y personalidad y metros de tela que dan vuelo o movimiento al traje.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-64

Ana Soriano, madre de Ernesto Sillero, vuelve a ser un año más una de las flamencas más elegantes de todo el Real y un claro ejemplo de que la edad no es impedimento para arriesgarse y apostar por el diseño en moda flamenca. Es más, muchos de los trajes de las colecciones más creativas de SIMOF o We Love Flamenco se los quedan mujeres que superan ampliamente los 40 años de edad. Otra cosa es lo que vemos por redes sociales.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-66

Por un lado el buganvilla, por otro el blanco con lunares negros y por otro las aplicaciones de flores. Tres protagonistas de la flamenca actual conjuntados en un diseño diferente y con personalidad. Se que este traje es de los que suele dividir las opiniones pero a mi personalmente me gustó bastante y la chica que lo lleva (a pesar de su corta edad) es de las flamencas con más estilo de Lebrija.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-61

Uno de los estampados florales que más me llamó la atención lo vi en este traje: muchos colores combinados y muy bien llevados en un traje sencillo que solo necesita del propio estampado para destacar. Como veréis la ausencia de rojo, verde o apastelados también puede dar aires muy propios a una flamenca.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-80

Cuando un diseño es atemporal y tiene carácter da igual que pasen los años: de rojo y con el sello de Mauricio Naranjo, Brígida llevó este traje que demuestra que el rojo realza a una flamenca como pocos colores saben hacerlo.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-33

El traje más genuino de Lebrija tampoco faltó su cita con la Feria: neja enteriza con un gran volante, flecos en el escote y volantes por encima del codo. Y como estamos en 2016 nada mejor que ponerle blanco con lunar negro y garrucha u organdil en rojo.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-90

A pesar de que hemos visto por todas partes los lunares negros sobre fondo blanco salpicado de flores rojas, no ha sido así en la Feria de Lebrija. De los pocos diseños que si lo llevaban incorporado destaca este que, al mismo tiempo que resulta muy flamenco, recuerda a la oleada folclórica que hemos vivido en la moda convencional gracias a Dolce&Gabbana.

flamencas-en-la-feria-de-lebrija-2016-99

Cerramos el repaso con un diseño que viene a resumir las ideas que han prevalecido este año en la Feria pero que también viene a dejar claro que la flamenca de Lebrija, vaya de quién vaya vestida, prefiere arriesgarse un poco, adaptarse a la tendencia actual y no quedarse en lo de siempre. Puede que esta chica en dos años quiera abrir el escote del traje, ponerle volantes a la manga o quitarle la pedrería de los hombros pero a día de hoy, en 2016, es toda una flamenca perfecta. Y si estamos hablando de moda hay que hacerlo viviendo el presente, ya habrá tiempo de pensar en el año que viene…

Mientras ese momento llega, echemos un vistazo más amplio a lo que vimos por el Real con las más de 90 Flamencas en la Feria de Lebrija que este año capté con mi cámara:


.